Esculturas de Junie de Bruin y pinturas de Susie Mandrake se muestran en Mojácar

  • La exposición estará abierta hasta el próximo día 29

La simbólica figura del Indalo evoluciona en las manos de la escultora Junie de Bruin quien alcanza la sencillez de lo rudimentario en la obra que expone hasta finales de mes en el Centro de Arte de Mojácar pueblo, en los bajos del Castillo.

Junie de Bruin, escultora autodidacta norteamericana afincada en Mojácar desde hace más de treinta años, estudió en Suiza, Londres, Malta, París y Madrid, ciudad en la que obtuvo el primer premio del Certamen de Esculturas. La artista plástica moldea la escayola en busca de nuevos modos con los que presentar los símbolos de Mojácar, al punto de mostrar el Indalo en pareja e, incluso, en familia, una concepción indaliana hasta ahora inédita.

Las cuarenta y cinco tallas que expone Junie de Bruin conjugan formas estilizadas en busca del infinito y colores, del azul al plateado en las de escayola, y las trabajadas en terracota de color marrón rojizo, a la par que armoniza la materia con su propia sombra en un juego con el espacio que la artista crea a propósito para extender volúmenes.

El mismo recinto, el Centro de Arte de Mojácar, comparte marco y tiempo con la pintura de Susie Mandrake, una artista experimental que, tras culminar sus estudios en el Colegio de Arte Chelsea de Londres, decidió ampliar su horizonte en Florencia donde trabajó con el maestro Pietro Annigoni. Después de Italia, Mandrake viajó intensamente viviendo, trabajando y exponiendo en Dublín, Montpellier, Dubai, París y Granada.

Hace ocho años Susie Mandrake se instaló en Mojácar, localidad en la que continua su labor artística mediante el empleo de distintas técnicas que muestra en las cuarenta obras que componen su exposición.

Mandrake utiliza el óleo sobre lienzo y madera, la acuarela, el acrílico, la tinta, el pastel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios