Flavio Briatore deja su soltería a los 58 años

Nunca es tarde para vivir el amor a todo gas y pasar por la vicaría. El director de la escudería Renault de Fórmula 1, Flavio Briatore, el jefe de Fernando Alonso, ha dejado la soltería a los 58 años. Briatore se casaba ayer en Roma con la modelo italiana y exitosa presentadora Elisabetta Gregoraci, de 30 años, en una ceremonia religiosa a la que acudieron más de trescientos invitados. Agentes de seguridad blandían paraguas para obstaculizar las instantáneas de los fotógrafos al venderse la boda en exclusiva.

Entre los que compartieron el pastel se encontraban el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, y el ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, acompañado de su esposa Ana Botella, de su hija y de su yerno. El enlace se celebró en una iglesia cercana a la Basílica de San Pedro, en lo que ha sido "la boda del año" en Italia, y que fue oficiada por el cardenal Paul Poupard. La música sacra estuvo a cargo del tenor Alessandro Safina, mientras que el baile del banquete vespertino iba a estar animado por el grupo inglés Duran Duran, celebrities de los 80.

Fernando Alonso, al que une una gran amistad con su descubridor Briatore, por encima de algunas desavenencias del pasado, se convirtió por un día en chófer, pilotando el coche nupcial, un Rolls Royce azul oscuro. Los testigos de la boda fueron Luciano Benetton, Daniela Santanché y Bernie Ecclestone, patrón de la Fórmula 1. "Estoy emocionado, como en la salida de un Gran Premio", comentó Briatore, añadiendo que se ha acercado al catolicismo por la influencia de su mujer, muy creyente, y por un cáncer que le fue diagnosticado. El director automovilístico, también llevó las riendas comerciales de Benetton y era considerado el máximo prototipo de "play boy a la italiana". Heidi Klum, Naomi Campbell, Nicole Kidman o Vanessa Kelly disfrutaron de su compañía, antes de que Gregoraci le hiciera "sentar la cabeza".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios