Garren muestra los retazos de su vida a través de su creación pictórica

  • El gran pintor expone 31 obras de distintas temáticas en la Biblioteca Villaespesa, destacando las pinturas que muestra por primera vez de Almería capital

Agustín Sánchez Garren vuelve a exponer en Almería. Ahora lo hace en la sala de exposiciones de la Biblioteca Villaespesa. La muestra se titula Retazos de una vida. El artista nacido en Olula del Río explica que "mi vida no es la pintura, mi vida son los amigos, una música, la familia. Luego está la pintura por supuesto. Llevo 50 años aporreando cuadros en blanco, pintando jirones de mi alma y disfrutando con lo que hago. He plasmado luces, colores, miradas, sensaciones, tristezas, alegrías. Gracias a la profesión he conocido países y muchas ciudades".

En esta exposición hay 31 obras con una temática muy variada. Entre las obras que más impactan al propio pintor esta la Sirena del Faro. Nunca había expuesto Garren obras basadas en Almería. Lo hace por primera vez porque ha descubierto una serie de rincones que le inspiran mucho cuando se pone ante el lienzo.

"Nunca antes me había propuesto obra de Almería porque hay tan buenos pintores en la ciudad que lo hacen tan bien que no tenía esa necesidad, pero me he dado cuenta que cada uno tiene su forma de observar y llevar al lienzo las cosas. He disfrutado mucho pintando el puerto de Almería", confiesa Garren.

El artista ha cambiado su actitud ante la pintura. "Cuando estoy pintando me suelo evadir mucho, me olvido de muchos problemas. En la soledad de la noche me gusta pintar, relajarme, escuchar música. Hay días que se me hace de día pintando. Jamás tengo un cuadro a medias, porque yo la obra la llevo en la cabeza. En mi estudio no hay un cuadro a medias".

Garren siendo niño siempre soñó con ser payaso de ahí que en muchas de sus obras aparezca el payaso. Pero con el paso del tiempo la idea se fue difuminando. En esta exposición de la Villaespesa no hay ningún payaso. Las tonalidades en los colores es algo que lleva Garren a gala desde hace años. La luz en las obras de Garren lo distinguen, por eso cuando una persona se coloca ante una pintura, sabe sin mirar la firma que es un Garren. Es la magia de su pintura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios