El IEA presenta un censo con 600 mujeres represaliadas en la Guerra

  • La obra editada en soporte digital y realizada por Eusebio Rodríguez Padilla y Juan Hidalgo Cámara se presenta esta noche a las 20:00 horas en la sede del IEA

El Instituto de Estudios Almerienses acaba de publicar la obra 600 mujeres. La represion franquista de la mujer almeriense (1939-45) escrita por Eusebio Rodríguez Padilla y Juan Hidalgo Camara. Esta obra que se edita en formato digital se presenta esta noche a las 20:00 horas en la sede del IEA, en la calle Julio Alfredo Egea de la capital.

La obra es un censo de todas las mujeres que fueron juzgadas en Almería por la justicia militar franquista. Los motivos, que las llevaron a los Consejos de Guerra, fueron varios, pero el principal fue por mantenerse fieles a la República, pertenecer a algún partido político de izquierdas, colaborar con la resistencia al franquismo, o simplemente ser familiar de algún destacado líder de la izquierda.

Casi todas pertenecían a las clases más desfavorecidas de la provincia. Muchas sufrieron prisión, otras escarnio y relegación de la sociedad almeriense. Este trabajo es sólo un censo de interés para historiadores, familias y lectores en general, que quieran saber que les pasó y quienes eran estas mujeres, disconformes con el régimen franquista. Mujeres que fueron acalladas después de la guerra civil.

En el acto de esta tarde particparan los dos autores y el historiador virgitano Jose Ruiz Fernandez.

Laa historiadora amerinse Sofía Rodríguez apunta que "la idea de escribir la historia de las mujeres en la Guerra Civil española surge por el evidente interés que despierta este enfrentamiento, de gran repercusión nacional e internacional. El reto se encuentra en aportar una nueva perspectiva, reescribiendo los principales capítulos de la misma a través de la capacidad de agencia de las mujeres, de su personalidad política, predisposición laboral e indudable papel social y cultural".

María del Carmen García Nietosubraya que " se ha avanzado en la historiografía de la Guerra Civil, se ha avanzado en la historiografía militar, algo en la historia política, pero falta por hacer la historia social, y es en ese marco de una historia social de la guerra en el que debe inscribirse la historia de las mujeres" .

Y es que en los oráculos académicos hay cierta creencia fundada sobre la dificultad de incorporar estos estudios de las mujeres como algo que va más allá de una problemática o un subgrupo de carácter sociológico. De ahí que las nuevas iniciativas apuesten por profundizar en una historiografía de la mujer que establezca una visión integral sobre su experiencia pública y privada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios