Joaquín Sabina presenta hoy 'Vinagre y rosas' en el Auditorio de Roquetas

  • Las entradas para los conciertos de hoy martes y mañana miércoles se agotaron hace varios días · El artista ofrecerá los temas de su nuevo disco, aunque también interpretará las canciones de siempre

Joaquín Sabina regresa de nuevo a Roquetas de Mar, donde hoy martes y mañana miércoles ofrecerá los conciertos de presentación de su nuevo disco Vinagre y rosas. Desde hace varios días las entradas se encuentran totalmente agotadas. El Teatro Auditorio disfrutará de las canciones de este gran cantante a partir de las 22:00 horas.

Han pasado tres semanas desde que saliera el disco de Sabina y ya ha conseguido dos Discos de Platino en España y apunta a convertirse en el álbum más importante de estas Navidades. Vinagre y rosas rompe cuatro de silencio, casi un lustro sin nuevas canciones de Joaquín Sabina, y su aparición se ha convertido en un acontecimiento en la música y la cultura españolas.

Es un álbum en el que, como dice el poeta Luis García Montero, "Joaquín se ha abierto más que nunca, y sin embargo es también más Joaquín que nunca". Justa definición para uno de los grandes trabajos de un artista que lleva almacenando en el disco duro de nuestra memoria un buen puñado de canciones imborrables desde que apareció su primer disco, allá en 1978.

Desde entonces han pasado 31 años, ha publicado 18 discos de los que ha vendido más de nueve millones de ejemplares y Joaquín Sabina sigue cuidando y puliendo las palabras. Tiene el gen, y las 14 canciones Vinagre y rosas lo confirman por decimonovena vez.

Firmando al alimón con Benjamín Prado las letras de diez de ellas, una con Luis García Montero y otra con Violeta Parra (1917-1967), Joaquín Sabina vuelve a mostrar su capacidad creativa.

Tiramisú de limón es el primer single de Vinagre y rosas y una de las dos canciones del nuevo tándem Sabina-Pereza que aparecen en el disco. Un tema rotundo, con letra de Joaquín Sabina y Benjamín Prado y música de Leiva de Pereza. Leiva y Rubén (es decir, Pereza) asumen la producción y lo tocan casi todo: batería, bajo, guitarras.

También hacen los coros, junto a Guti, Joan Manuel Serrat, Antonio García de Diego y Pancho Varona. Tiramisú de limón comienza acústico con cierto aire porteño a cargo del acordeón de César Pop para transformarse en uno de esos enérgicos rock en medio tiempo que Sabina siempre borda. Con un estribillo definitivo y un desarrollo clásico de libro, es una canción que une las chulerías de Sabina y Pereza, con vocación de convertirse una vértebra más de la columna imprescindible que sostiene su obra y pone la base agridulce que recorre todo el álbum.

En Viudita de Clicquot se escucha a un Sabina "escéptico y utópico, nunca complaciente". "Las canciones de Joaquín son vida y tienen el callo que da la nostalgia, la decepción y la ilusión, mezcladas en proporciones diferentes en las canciones de un álbum inspirado, emocionante y despojado".

"Para elevar la nostalgia" llega el tema Cristales de Bohemia y a ritmo de "vals íntimo", suena Ay Carmela, dedicada a su hija. Le siguen Virgen de la Amargura, Agua pasada, Vinagre y rosas, Embustera (también con Pereza), Nombres impropios, Menos dos alas, Crisis, Blues del alambique y cierra el álbum el 'bonus track' Violetas para Violeta, dedicado a la cantautora chilena Violeta Parra.

Joaquín Ramón Martínez Sabina nació el 12 de febrero de 1949 en Úbeda. También compone para otros artistas como Ana Belén o Miguel Ríos entre otros. Los álbumes en directo son grabaciones de actuaciones en las que ha intervenido en solitario o junto con otros artistas: La mandrágora (1981), junto a Javier Krahe y Alberto Pérez; Joaquín Sabina y Viceversa en directo (1986), junto a la banda Viceversa; Nos sobran los motivos (2000); y Dos pájaros de un tiro (2007), junto a Joan Manuel Serrat. En su faceta literaria ha publicado nueve libros con recopilaciones de letras de canciones o poemas publicados en el semanario Interviú.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios