Jóvenes notas de la guitarra de Rafael Aguirre para emocionar a cien personas

  • El público lo pasó en grande con un recital de muchísimo nivel y de mucha precisión

En torno a unas cien personas acudieron el miércoles al Museo de Almería atraídos por el concierto de guitarra clásica que ofreció el joven Rafael Aguirre dentro de certamen que organiza Cajamar. Con una gran presencia y fuerza en el escenario, Rafael Aguirre comenzó el espectáculo con Fantasía op.16 de Fernando Sor. Tras esta interpretación, que arrancó un fuerte aplauso del público, el guitarrista dio la bienvenida a los asistentes entre los que se encontraban algunos participantes y miembros del jurado del concurso Julián Arcas.

El concierto continuó con piezas como Ariette o Francaise, de Jacques Ibert, en las que el artista sacó punta a cada una de las notas, con unos silencios pronunciados mediante los cuales transmitía la máxima sonoridad a cada una de las cuerdas y que colocaban al artista en una posición de humildad hacia la música que otorgó un valor añadido a la interpretación. La magia de Rafael Aguirre denotó una gran variedad de colores en las melodías.

Los timbres y las texturas de las notas se dejaron notar con Etude 7 y Etude 12, piezas con un gran nivel de dificultad en las que la velocidad y la precisión de los dedos de Rafael Aguirre sorprendieron a toda la sala que quedó maravillada con el concierto acústico. El espectáculo terminó con El Carnaval de Venecia, del maestro Francisco Tárrega.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios