Juan Francisco Viruega utilizó dos burros para el rodaje del proyecto 'Domesticado'

  • El cineasta, satisfecho tras concluir la grabación, destaca la gran labor de todo su equipo y de los actores Sebastián Haro y Nacho Sánchez

Juan Francisco Viruega llevaba muchos años con una idea en la cabeza que había escuchado en una tertulia en la radio. El protagonista era Federico García Lorca, que había dejado inacabado por la sublevación de 1936 una serie de bocetos sobre una historia de la crónica negra que le había apasionado pero que nunca llevó a cabo.

"Lorca quiso montar una obra de teatro en torno a una historia de la que hablaba mucho entre sus amigos. La historia la quería montar con marionetas, aunque nunca la pudo llegar a hacer", comenta Viruega.

El cineasta almeriense acaba de rodar su proyecto Domesticado precisamente basado en esa historia que tanto le apasionó y que siempre tuvo en mente donde los protagonistas eran un joven y un burrito. Para este proyecto que ha rodado en tres días en distintos parajes de Tabernas y Gádor ha contado con los actores Nacho Sánchez y el veterano Sebastián Haro.

Viruega sostiene que "en este proyecto, que probablemente no sea un corto en el futuro, sino un mediometraje están presentes los vínculos emocionales y se habla de la sensación de abandono. Para esta grabación que ha durado tres días en distintos parajes del desierto de Tabernas, se ha contado con la veteranía del actor Sebastián Haro y el joven Nacho Sánchez.

La historia cuenta como Chico y Padre viven en un cortijo aislado en mitad de un paisaje desértico. Acaban de enterrar a la madre. El silencio y el pudor se instala entre ellos. Chico encuentra a un burrito perdido, decide cuidarlo y hacerse responsable de él. Entre ambos crece una amistad maravillosa.

Nacho Sánchez es un joven actor de Ávila, que lleva varios años viviendo en Madrid. Es un actor muy vinculado al teatro donde ha hecho grandes trabajos y ha intervenido en proyectos de gran envergadura. "Soy el hijo que vive con su padre en el cortijo, aislados de la sociedad. Tras la muerte de la madre, el hijo hace las labores de la madre, hasta que un día encuentra al burro, y es cuando mantiene una relación de amistad con este, descuidando el trato con su padre".

Nacho es la primera vez que ha rodado con animales y está muy satisfecho del trabajo que ha realizado. "Yo siendo niño estuve en Tabernas, porque veraneaba en Cabo de Gata, y creo que un día vinimos a ver uno de los poblados". "Lo he pasado muy bien, porque además el equipo se conoce y se llevan muy bien. Además es un equipo sólido con lo cual trabajar con ellos ha sido un lujo".

Juan Francisco Viruega , director de la cinta, explica que "hace muchos años que esta historia la tenía y quería rodarla, pero luego fueron surgiendo otras cosas, y quedo relegada por la complejidad que tenía sobre todo por la ambientación de la época. La cinta está ambientada en los años 30, antes de la Guerra Civil".

Es una historia que habla sobre todo de los vínculos emocionales y sobre la sensación de abandono. Es el rodaje del que estoy más contento. El 90 por ciento del equipo ha sido almeriense y luego con los actores estoy muy contento. Es el mejor casting que he hecho en mi vida. Y luego trabajar con dos burros no era tarea fácil, pero hemos vivido grandes sorpresas". Sebastián Haro se mostraba feliz de regresar a Almería. "Es una historia que me ha encantado y estoy feliz de participar en este rodaje de Viruega". Sin duda, el rodaje ha sido fantástico con un equipo fabuloso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios