La Junta restaura la ermita de Aljízar de Celín en Dalías

  • El gobierno autónomo ha invertido unos 110.000 euros en una serie de trabajos en el inmueble

La Consejería de Cultura y Deporte ha concluido los trabajos de consolidación y restauración de la torre y la ermita de Aljízar en Dalías. La delegada del Gobierno, Sonia Ferrer, visitó ayer este conjunto arquitectónico, declarado Bien de Interés Cultural, a cuya rehabilitación la Junta de Andalucía ha destinado 110.000 euros. La intervención, aprobada por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, ha incluido una serie de actuaciones en el exterior e interior del inmueble propiedad del Obispado de Almería.

Entre ellas, la reposición de las cubiertas del edificio, - colocando nuevas viguetas de madera y tablazón en la torre y en la sacristía -, y mortero de cal y pintura ocre en la cúpula de la ermita; la recuperación de las solerías de ladrillo de la torre y de pizarra en la sacristía; se han picado y reparado los revestimientos interiores y exteriores de los muros realizados en tapial y revocados de cal, además de reponer el revestimiento de mortero de cal de la bóveda de la ermita. Los trabajos se han completado con la aplicación de pintura a la cal en el interior y exterior de los muros y de la bóveda, la reparación de los elementos de carpintería y la mejora de la instalación eléctrica y de la iluminación.

En el transcurso de las obras, al desmontar la cubierta, los técnicos advirtieron que el acabado exterior original de la cúpula era de mortero de cal y pintura color almagra y que las tejas y la pizarra fueron un añadido posterior. Además, en el interior de la cúpula y en los muros de la ermita descubrieron una serie de pinturas geométricas. En la restauración se ha recuperado el color ocre para la cúpula y se han dejado visibles tres catas de pinturas en muros.

Para la delegada del Gobierno, "la actuación en la ermita de Celín es un ejemplo de la labor de la Junta de Andalucía en la conservación del patrimonio eclesiástico", que le ha llevado a destinar, en los últimos siete años, 2,8 millones de euros a la restauración de distintos bienes y edificios de la iglesia católica en la provincia. Entre las intervenciones relevantes, se encuentran la rehabilitación de la Iglesia del Convento de los Agustinos, en Huécija, con una inversión de 1.419.000 euros; la reparación del órgano de la Iglesia de la Encarnación de Vélez-Rubio, con 305.247 euros; y la restauración de la Iglesia de Fondón y del retablo mayor de la iglesia de Huércal-Overa, con 235.637 y 225.100 euros, respectivamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios