Gastronomía

Macarrones y algo más

  • Los nutricionistas aconsejan que los menores en edad escolar hagan cinco comidas y que nunca prescindan del desayuno y el tentempié del mediodía. La falta de tiempo y los conflictos en la mesa restan equilibrio a sus dietas

Macarrones con tomate y croquetas congeladas. Es lo más socorrido a la hora de preparar un menú infantil que agrade de a los pequeños y reste poco tiempo en la cocina a los padres más ocupados. Pero no siempre es lo más sano. El sobrepeso afecta a uno de cada cuatro niños y la obesidad a uno de cada siete. Unos indicadores que son motivo más que suficiente para cuidar la alimentación de los menores y procurar mantener un menú semanal equilibrado y del agrado de los paladares infantiles.

La periodista Lourdes Alcañiz, especialista en temas de salud y autora de varios libros sobre alimentación para menores, insiste en la necesidad de huir de los conflictos a la hora de comer. Según ella, si los niños no quieren comer, no hay que obligarlos "pues no pasa nada porque pasen un día sin comer", apunta la autora de ¿Y hoy, qué les doy? a los padre que se obsesionan con este tema.

Los expertos recomiendan que los más pequeños hagan cinco comidas al día: desayuno, a media mañana, almuerzo, merienda y cena, porque comer entre las dos comidas principales del día es sano y ayuda al rendimiento escolar. Las recomendaciones de los pediatras apuntan que el desayuno es una de las tomas del día más importantes y que debería cubrir, junto con el tentempié del mediodía, el 25% de las necesidades nutritivas del escolar. No obstante, en España entre un 10 y un 15% jde los niños no desayuna y casi el 30% lo hace de manera insuficiente.

La merienda, según los expertos en nutrición, no debe ser copiosa, aunque muchos apuestan por una merienda-cena que incluya alimentos variados. El consumo de un bocadillo de tortilla francesa y queso con una fruta y, antes de ir a la cama, un vaso de leche puede ser una alternativa eventual a las dos últimas comidas del día.

A diario, los escolares deberían tomar lácteos, fruta y verdura y pan. Alcañiz, que es madre de cuatro hijos menores de 10 años, ha recopilado junto a su madre, Lourdes March, especialista en dieta mediterránea, una lista de recetas fáciles de preparar y sobre todo de descongelar. El libro ofrece menús para toda la familia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios