Miguel Poveda mezcla poesía, flamenco y copla en Roquetas

  • El cantaor hizo el sábado un concierto de dos horas y media con un extenso y variado repertorio

Miguel Poveda cuando se sube a un escenario demuestra porque hoy día es el cantaor de moda. Se atreve con todo, y encima lo hace bien. El sábado en Roquetas de Mar hizo un concierto de dos horas y media, donde comenzó cantando poesía, luego entró en el flamenco que tanto domina y acabó cantando copla. El público se lo premió con sus aplausos durante muchos minutos.

El inicio del recital fue de impacto. Miguel Poveda apareció en el escenario para entonar la canción Para la libertad de Miguel Hernández. Siguiendo con el inicio poético del concierto, Poveda continuó con Soneto de la Dulce Queja de García Lorca, Donde pongo la vida de Ángel González y El poeta pide a su amor que le escriba de García Lorca.

"Buenas noches Roquetas. De nuevo en este Auditorio para hacer música y poesía. Les agradezco la gran acogida que siempre me dan en Roquetas de Mar. Algunas de mis querencia como es la poesía es algo que quiero mostrar porque me encanta cantar esos textos que tanto me gustan. Luego haré flamenco y copla y todo lo que ustedes quieran", dijo el cantaor en el Teatro Auditorio.

En el apartado más flamenco, Poveda, que se sabe rodear de gente buena comenzó por cantiñas para rematar por bulerías. Luego continuó por Malagueñas, donde el cantaor es un maestro. Pero el recital no se quedó ahí, sino que continuó haciendo Tientos-tangos, una minera, una soleá y acabando esta parte del recital por bulerías.

Luego llegaría esa parte más de copla donde el artista transmite con su voz tan particular tantas sensaciones. Hizo temas como Vente tu conmigo, La senda del tiempo, A ciegas, Y sin embargo', Aurora y Leyenda. Un concierto histórico de Poveda.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios