El Museo Casa Ibáñez prepara una exposición de Ignacio Zuloaga

  • La nieta del pintor visitó recientemente la institución cultural de García Ibáñez

Rosa Suárez Zuloaga, nieta de Ignacio Zuloaga y directora de los museos Zuloaga de Pedraza y Zumaya, ha visitado recientemente el museo y la Fundación Casa Ibáñez de Olula del Río, en el marco de una relación entre los tres museos que comenzó hace aproximadamente un año.

En concreto fue Mariano Gómez de Caso, conservador de los museos Zuloaga, quien se dirigió a la institución olulense pidiendo colaboración mutua. Poco después en julio de 2007 representantes de la Fundación con su presidente Andrés García Ibáñez, viajaron a Zumaya donde fueron recibidos por Rosa Zuloaga, quien les enseñó las importantes colecciones del museo vasco, creado por Zuloaga en vida.

La visita ahora de la directora y responsable del legado de su abuelo, ha fortalecido una relación que se prevé fructífera, pues las instituciones intercambiarán obras para la realización de exposiciones en sus sedes respectivas. En concreto, existe ya un proyecto para traer una parte significativa de la obra de Zuloaga a nuestra provincia, de la mano del museo olulense.

Ignacio Zuloaga (1870-1945) es el gran pintor de la generación del 98. Considerado uno de los grandes en la historia de la pintura española, retrató a todos los intelectuales y artistas de esa generación. Tuvo un éxito clamoroso en vida, tanto en Europa como en Estados Unidos.

Creó, al igual que Andrés García Ibáñez, un museo en vida y fue ávido y compulsivo coleccionista de obras importantes. Apasionado por Goya y El Greco, el museo de Zumaya atesora varios cuadros de ambos pintores, aparte de la más importante colección de Zuloagas del mundo.

Compró la casa natal de Goya en Fuendetodos y la puso en valor; hoy es un museo dedicado al genio aragonés, propiedad de la familia Zuloaga. A su muerte, la familia creó una filial del museo vasco en el castillo de Pedraza (Segovia), que el propio Zuloaga también compró en vida y usó como taller.

Durante la visita al museo de Olula, Rosa Zuloaga contempló todos los fondos de la institución, siendo especialmente emotivo el momento en el que descubrió "El Viático" de Eugenio Lucas, seguidor de Goya, importante obra de la colección olulense exhibida en la sala 11, dedicada a la pintura del XIX.

En concreto, y para sorpresa de todos, esa obra había sido comprada por su abuelo y estuvo siempre en el Museo de Zumaya, hasta que hace una década, la familia decidió venderla subastándola en Madrid. El comprador en dicha subasta no era otro que Andrés García Ibáñez.

La sorpresa fue doble, pues el pintor almeriense no sabía que la obra procedía de la colección de Zuloaga, y Rosa no sospechaba encontrarse allí el Lucas. "Me emociono al saber que esta obra está aquí, en buenas manos y como se merece. Siempre la tuvimos en casa. Mis hermanos decidieron venderla en contra de mi opinión, porque para mí era un cuadro muy importante; de lo mejor que existe de Lucas, superior, incluso, a los Lucas del Prado".

Este descubrimiento aumenta notablemente el valor de la obra y para Andrés García Ibáñez "es algo muy importante para mí, pues significa que los ojos de Zuloaga y los míos han visto, de igual manera, la bondad de la obra para adquirirla e incorporarla a nuestras colecciones".

Excepcional la labor que realiza Andrés García Ibáñez con un Museo que cada día va haciendo historia con sus adquisiciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios