Una actriz almeriense en los premios goya La joven protagonizó la película 'Camino'

Nerea Camacho: "Voy a seguir siendo la misma me lleve o no el Goya"

  • La actriz almeriense, de tan sólo 12 años está nominada al premio Goya como mejor actriz revelación · La protagonista de la película 'Camino', que tiene varios proyectos para el futuro, vive con sus padres y su hermana en Balanegra

Es una estrella de cine a sus 12 años. Vive en Balanegra junto a sus padres y su hermana, Aroa. Desde que era un bebé ya pensaba en el cine. Nerea Camacho esta nominada a los premios Goya que se celebran esta noche en Madrid, en el apartado de actriz revelación. No lo tendrá fácil, puesto que compite con las actrices Ana Wagener, Esperanza Pedreño y Farah Hamed.

Camacho es la protagonista de la película 'Camino' de Javier Fesser, que ha tenido una gran critica por parte del público y de la prensa. "Estoy muy contenta, no me esperaba que iba a estar nominada. Con respecto a su trabajo en la película 'Camino', la actriz confiesa que "he puesto todo lo que he podido de mi, y me he esforzado al máximo".

Nerea asegura que "Javier Fesser, el director de la película está muy contento con todos y nosotros también con él. Nos ha ayudado siempre que lo hemos necesitado. Éramos todos como una pequeña familia". La actriz pasea por las calles de Balanegra acompañada de sus padres y a la espera de lo que pase en los Goya.

La joven cumplirá 13 años en mayo, pero tiene muy claro a su edad lo que quiere. "Yo quería dedicarme a la interpretación desde que estaba en la barriga de mi madre", afirma. "Mi madre envió varios book de fotos mías a unas agencias de Madrid y me eligieron para hacer un reportaje de moda. Me di cuenta rápidamente que yo me tenia que dedicar al mundo artístico, aunque prefiero el cine por encima de lo demás".

Antes de que llegara el rodaje de 'Camino', Nerea Camacho estuvo ocho meses en la academia de cine de Jorge Nuñez en Almería. "Luego llegó el casting de la película y me cogieron teniendo diez años recién cumplidos.

Nerea es una niña de doce años, aunque ella tenga claro que "yo no quiero jugar a lo que juegan mis amigas, yo quiero jugar a algo diferente, y algo que me guste de verdad". A sus amigas les ha costado asimilar que Nerea hiciera una película y ahora mucho menos que a su edad esté nominada para un premio tan importante como el Goya.

La joven actriz tiene claro que el Goya no la va a cambiar. "Estoy preparada para lo que pueda pasar. Si me llevo el Goya estupendo, que no me lo llevo no pasa nada. Me lo lleve o no, no voy a cambiar para nada, seguiré siendo la misma", afirma.

De momento, el futuro es muy prometedor para Nerea Camacho. Ha rechazado trabajar en varias series, porque de momento solo quiere hacer cine. "No me gusta hacer series porque encasillan mucho a los personajes, y después te cuesta que la gente se olvide de lo que hiciste en la serie".

Nerea estudia 1º de la ESO en el colegio Buenavista de Balanegra. Aunque no va mal en los estudios, las matemáticas se le resisten bastante. "Se defiende bastante bien en todo, menos en matemáticas. Realmente es una chica muy distraída. Ella está en la escuela y está en los laureles", confiesa Mari Ángeles, la madre de la actriz.

"Me gusta mucho las Ciencias Sociales y no me gustan ni las matemáticas ni la Física. Yo quiero ser educadora infantil. El tiempo que me deje el cine, me gustaría dedicarlo a enseñar a niños pequeños", afirma Nerea.

La actriz ya tiene algunos planes para el futuro. "Cuando sea más mayor me iré a vivir a Madrid, y vendré a ver a mi familia en Balanegra. Lo tengo todo más o menos programado". La madre comenta "desde muy niña siempre ha sido ella muy habladora. Muchas veces hablaba sola, mantenía conversaciones, lleva en la sangre la interpretación".

Aunque ha pasado el tiempo, Nerea Camacho reconoce que cuando vio íntegramente la película en el cine no se reconocía. "Al principio me puse a ver una película donde yo veía a la protagonista y no era consciente de que era yo. A la mitad de la película es cuando dije, pero si esa que hay en la pantalla soy yo".

Con respecto al argumento de la película, Nerea apunta que "había muchas cosas que yo no entendía en la película, pero yo solo me dedicaba a interpretar". Ahora tampoco quiere conocer algunas cosas. "No me lo han explicado porque yo no he querido, como lo que es el Opus Dei, no me interesa".

Nerea Camacho tiene claro que su vida es el cine. "Aunque reconozco que me da vergüenza, como me gusta tanto el cine, me esfuerzo y se me va la vergüenza. Me gusta mucho interpretar y eso se me nota", confiesa esta joven actriz, que tiene unos ojos que deslumbran a cualquiera, incluso a la cámara. La suerte está echada, y todos están expectante por si Nerea se hace hoy con el Goya. Si no lo gana, no ocurrirá nada, porque le queda mucho tiempo para obtenerlo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios