Niño Josele muestra su maestría a la guitarra en el Maestro Padilla

  • El concierto ofrecido el pasado viernes, en el marco del Certamen de Guitarra Clásica Julián Arcas se consolida como plato fuerte de este certamen

La guitarra flamenca de Niño Josele consiguió arrancar el viernes por la noche los aplausos 'al compás' del público que llenó el Auditorio Maestro Padilla. La gran presencia en el escenario del artista y sus ritmos marcados por aires mediterráneos conmovieron a los espectadores en un concierto que se consolidó como el plato fuerte del Certamen de Guitarra Clásica 'Julián Arcas' que organiza Cajamar.

El espectáculo comenzó puntual a las 22 horas y sin incidencias. Niño Josele supo moldear las notas y crear un ambiente cálido y veraniego con sus composiciones, en las cuales se adivinaban algunas influencias de la bossa nova o el jazz. El público no pudo resistirse y, en varias ocasiones adelantaba sus aplausos antes de que el artista concluyera su pieza.

De esta forma, Niño Josele presentó su tercer disco, "Paz", con una guitarra inspirada en el piano de Bill Evans. El trabajo ha sido producido por Fernando Trueba y Javier Limón y se trata del fruto de un largo estudio en el que el guitarrista se ha introducido en el mundo del jazz. "Paz" llega después de sus discos "Calle ancha" (1995) y "Niño Josele" (2003) y de sus colaboraciones con Enrique Morente, Diego 'El Cigala', Bebo Valdés o Andrés Calamaro. El piano y la figura legendaria de Bill Evans (1929-1980) han iluminado su guitarra, ofreciendo un camino nuevo y desconocido en el que sólo existe, única y simplemente, la música.

Fue una noche mágica, donde Niño Josele volvió a demostrar con maestría que con una guitarra en las manos no hay nada que se le resista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios