Noche con mucho arte y poderío flamenco en la plaza de Huércal

  • Actuaron el onubense Jeromo Segura y los almerienses Rocío Zamora y El Titi

La respuesta del público a la convocatoria municipal del II Festival Flamenco de Huércal de Almería, en la Plaza de la Constitución, conocida para el pueblo como La Plaza del Ayuntamiento viejo, dejó patente la pasión por la cultura del flamenco.

La Segunda edición del Festival, que contó con Jeromo Segura, Rocío Zamora y Manuel Fernández El Titi, le pusieron al festival sones y sabores flamencos causando el silencio absoluto de la plaza en varias ocasiones durante la noche, dejando un rastro de que la noche prometía, tanto para ellos, los artistas, como para el público, ansioso por disfrutar de un espectáculo de esta calidad.

Abriendo la noche aparecía sobre el escenario Jeromo Segura, acompañado a la guitarra por Salvador Gutiérrez. Durante el recital, el cantaor onubense y el guitarrista sevillano tuvieron tiempo para hacer disfrutar al público con varios palos, como la Soleá, Cantiñas, Farruca y Tangos. Cerrando el recital con unos excelentes Fandangos de Huelva, en honor a su tierra, demostrando su calidad vocal y el despliegue de fuerza que sale de su garganta.

Tras las gran actuación de Jeromo Segura, aparecía en escena Rocío Zamora, acompañada por el veterano y prestigioso guitarrista almeriense Francis Hernández. A pesar de haberse alejado durante un tiempo de los escenarios, la cantaora almeriense no ha dejado en ningún momento su actividad en el flamenco, colaborando en la Fundación de Arte Flamenco Cristina Heeren, o impartiendo cursos de técnica y cante flamenco en Amsterdam.

La artista se subió al escenario mostrando un talante y unas cualidades vocales muy por encima de las mostradas anteriormente durante su amplia trayectoria artística, interpretando de manera magistral distintos cantes como la Granaína, Cantiñas, Farruca, Tangos, Malagueñas con Abandolaos y cerrando el recital con un precioso cante por Bulerías.

A continuación Manuel Fernández El Titi, subía al escenario acompañado a la guitarra por Niño de la Fragua. El cantaor huercaleño fue el encargado de poner el broche de oro al festival. Durante el recital, el artista optó por cantes como las Bulerías, Tangos o Rumbas, haciendo de su recital una gran fiesta en homenaje a sus paisanos. Toda una noche de arte volcada con Huércal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios