Nono García capitanea un viaje musical de la guitarra española a través del Atlántico

Nono García embarcó su guitarra y al público almeriense a un viaje musical por el Atlántico, en el que pudieron disfrutar de los sonidos de raíz flamenca fusionados con el jazz, la bossa nova y choro brasileños, el tango argentino y lo amplió con la música de raíz de países como Francia e incluso se trasladó musicalmente hasta la India. Nono García fue el primero de los cuatro guitarristas que conforman una nueva edición de Guitarra en estado puro. En un repleto Museo de la Guitarra, este artista de dilatada experiencia en el mundo de la música, ofreció un concierto con

temas propios, en el que mostró un estilo personal donde abraza los distintos colores que ofrece este instrumento, dependiendo de la cultura que la interpreta.

Nono García absorbe lo mejor de cada pueblo y lo tamiza con la raíz flamenca para proporcional al público deliciosas melodías, con un toque lleno de pasión y emoción, muy aplaudido por los asistentes.

Comenzó, cómo no, con unos Tanguillos de Cádiz, y de ahí se fue trasladando a cada país, previa explicación en la que demostraba el estudio profundo realizado antes de abordar con el máximo respecto la fusión. Así reconoció su admiración por "la evolución de la guitarra en Latinoamérica", deteniéndose en Brasil y el sonido 'choro' brasileño, que da su nombre a la manera llorosa en el que se tocaban en Río de Janeiro ritmos procedentes de Europa.

De Argentina valoró "su riqueza en armonía y ritmo". Luego se trasladó de nuevo a Europa, deteniéndose en Francia, valorando "su punteo de la guitarra" y continuó en este viaje de ida y vuelta con la música americana, y varios temas en los que el jazz y el blues se mezclan con el flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios