Nuevas críticas por la restauración efectuada en la Muralla de la Hoya

  • La Academia de Bellas Artes de Granada envía un escrito a la Asociación Amigos de la Alcazaba

La Real Academia de Bellas Artes de Granada ha enviado un comunicado sobre la restauración realizada en la Muralla de la Hoya a la Asociación Amigos de la Alcazaba donde critica los trabajos que se han realizado.

Según el comunicado, "en la recientemente concluida restauración de la Muralla de la Hoya de la ciudad de Almería nos encontramos ante un caso paradigmático de esta forma de actuar que contradice los más elementales criterios de una acción restauradora racional y respetuosa con los valores del bien que se pretende conservar".

"El uso de acero corten para reconstruir partes desaparecidas de dos torres, no sólo hace "claramente reconocible" lo realizado, sino que le confiere un protagonismo absolutamente inaceptable que menoscaba la imagen del monumento", apunta el escrito.

"Se carece de la adecuada información para poder analizar en profundidad determinados aspectos constructivos de lo realizado, pero cabe plantear serias cautelas sobre lo apropiado de un material con un coeficiente de dilatación muy superior al de las fábricas a que se ha adosado, así como con un coeficiente de transmisión calorífica y de calor específico que permiten suponer que en las terrazas se podrá cocinar en verano sin necesidad de encender fuego", señalan en el escrito.

"El acero corten tiene un relativo mejor comportamiento frente a la corrosión que el acero normal sin protección, pero en un ambiente marítimo como el de Almería es más que dudoso asegurar que este producto tenga una durabilidad razonable. Además, el proceso continuo de oxidación que siempre se mantiene, acaba produciendo manchas. El recurso a este material resulta absolutamente arbitrario y caprichoso, sin mayor justificación que la de causar un impacto en el observador que parece obedecer únicamente a deseos de protagonismo del autor y promotores que sólo piensan en que su obra salga publicada en alguna de las revistas "de moda" de arquitectura y se hable de ella a cualquier precio", explica el escrito.

La Academia, siendo consciente de que, en todo caso, se trata de una decisión administrativa sometida al control jurisdiccional, considera que "ha podido tener lugar una intervención que excede de los permisivos términos de la legislación cultural vigente y que resulta poco respetuosa con el entorno paisajístico y monumental". "Consideramos que deben desmontarse todos los elementos metálicos usados en la reconstrucción de las torres y buscar una solución más respetuosa con la imagen del monumento", concluyen.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios