Concierto fin de curso en la ual Gran ambiente en una noche de calor

Ojos de Brujo reúne a 3.000 personas en Almería

  • El concierto en la Plaza de Toros, organizado por la Universidad de Almería, clausuraba el año académico

Comentarios 1

Ritmos africanos, auténtica rumba catalana, hip-hop, aires del magreb, sonidos que se fusionan para llegar directamente a los sentidos. El viernes, unas 3.000 personas se dieron cita en la plaza de toros de Almería para escuchar a los barceloneses Ojos de Brujo, el grupo mestizo que dijo adiós al curso académico de la Universidad de Almería.

Un concierto lleno de mundo, absolutamente "techarí", la palabra con la que Ojos de Brujo hace bandera y que en lengua gitana, -caló-, significa libre: "Techarí es la química que fluye en nuestros conciertos, Techarí es la actitud ante lo que sucede en el mundo, Techarí es la sensualidad de las cosas pequeñas", afirman. Y anoche los estudiantes pudieron darse un respiro y disfrutar de uno de esos momentos auténticamente "Techarí".

En el escenario una bailaora se arrancó en los temas más flamencos y en el ruedo cientos de jóvenes se movieron sin parar al ritmo que marcaba la banda catalana, que vuelve a los escenarios con nuevo disco y con la gira Aocaná!, plagada de ritmo y rumba.

Tras dos bises y el regalo de una canción a capela, para templar tantas energías, de Marina "la Canillas", quién escribe las letras de las canciones, compone parte de las músicas, canta, rapea, toca el cajón y las palmas y, como la definen sus compañeros de formación, es la "guerrillera de la banda", finalizó la actuación de Ojos de Brujo.

Hay que resaltar que antes del recital de Ojos de Brujo actuaron como teloneros el grupo Viva Tirado, formación valenciana constituida hace un año cuando el talento interpretativo de Noelia Sayas se cruzó con el guitarrista Nacho Pereda. Juntos dieron muestra de su inspiración y compenetración en Almería.

Su música es un mestizaje con claras influencias de Kiko Veneno, Manu Chao, Amparonoia e incluso esos toques reggae de Bob Marley, una atractiva fusión que en manos de tan buenos músicos gustaron mucho al público.

Por el concierto se dejaron ver José Antonio Guerrero, vicerrector de Cultura, Extensión Universitaria y Deportes, así como Juan José Gázquez, director del Departamento de Psicología. Aunque al principio de la noche había poco público sobre el albero, sobre las once de la noche se fue llenando.

María del Águila, una seguidora de Ojos de Brujo llegó acompañada de su hermana Ester. "No me podía perder este concierto, es un grupo que tiene mucho ritmo". Otra parte del público que llevaba varias horas de pie, se sentaba donde podía. Aunque hizo un día de mucho calor, hay que reconocer que la noche no tan fue tan calurosa. El público disfrutó y lo pasó realmente bien con un concierto con mucho ritmo y divertido.

Termina así un año de buenos conciertos universitarios, muy agradecidos por los estudiantes que ya esperan los del próximo curso académico, organizados por el Vicerrectorado de Cultura, Extensión Universitaria y Deportes de la Universidad de Almería y que cuentan con el patrocinio del Instituto Andaluz de la Juventud, el Grupo Cruzcampo, La Voz de Almería y Los 40 Principales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios