Paco Bezerra viaja 'dentro de la tierra' con una obra de 'plásticos y magia' a Madrid

  • El dramaturgo almeriense estrena en el Teatro Valle Inclán de Madrid esta obra que fue escrita hace 10 años y que tiene mucho de Almería

Cuatro de los actores que protagonizan 'Dentro de la tierra', que se estrena en Madrid. Cuatro de los actores que protagonizan 'Dentro de la tierra', que se estrena en Madrid.

Cuatro de los actores que protagonizan 'Dentro de la tierra', que se estrena en Madrid. / marcos gpunto

El dramaturgo almeriense Paco Bezerra estrena hoy miércoles 11 de octubre en el Teatro Valle-Inclán su primera obra, Dentro de la tierra, diez años después de ser escrita, un texto con algo de "autobiográfico" y que trae a escena los recueros del autor de una época de "plásticos, supersticiones y magia" en un pueblo de su Almería natal.

"Crecí en un pueblo de Almería en el que mis padres aún creen en los milagros y para mi eso era la normalidad. Ésta es una historia de plásticos, supersticiones y magia y, sobre todo, de un niño con imaginación al que le interesaba la literatura pero eso no le interesaba a nadie", explica Bezerra.

"Ahí está el fuerte conflicto al que se tiene que enfrentar una persona sensible a la creación", señala el autor en referencia a un clima opresivo. Bezerra, quien no obstante matiza que no todo el texto refleja la realidad que vivió en esos primeros años, compara con humor a su pueblo con el que salía en la película Amanece que no es poco.

La premisa de la que parte Dentro de la tierra -con dirección de Luis Luque, que repite por sexta vez con texto de Bezerra- es la de un joven, Indalecio, que desea marchar de un pueblo asolado por kilómetros de plásticos de invernaderos y una plaga de insectos gigantes.

Alrededor de Indalecio surgen personajes excéntricos como su propio hermano, que se pasea enfundado en un llamativo traje para protegerse de una enfermedad, o una curandera con remedios excéntricos para sus clientes, mientras va aumentando una sensación de opresión por no poder escapar del sitio.

"Nací a finales de los años 70 con el 'boom' de los plásticos en Almería, los invernaderos iban creciendo como champiñones y en ellos se echaban venenos con la mano y los niños jugando al lado", explica el dramaturgo, quien ve la proliferación de invernaderos ilegales en esa zona como algo relacionado con la "corrupción".

En cualquier caso, el autor reitera que no se trata de un "teatro de denuncia", en primer lugar porque "contiene muchos otros elementos que no aparecen habitualmente", como el 'trhiller' o la fantasía. "No escribo teatro para expresar una opinión política o social. Además, tengo cierto conflicto en que se denuncia lo que te ha hecho crecer: por ejemplo, Lorca era un pijo que creció con dinero pero que no dejaba de criticar a su familia", ironiza.

En esta misma línea se muestra la actriz Julieta Serrano, quien explica que en toda la obra hay "un lenguaje de un niño poeta que percibe las cosas de otra manera". "Se expresa a través de situaciones y personajes reales, que no son activistas. Es una obra muy real pero con un ambiente que sugiere irrealidad", dijo.

Luis Luque dirige en Dentro de la tierra -hasta el 19 de noviembre en el Valle-Inclán- a un elenco de artistas entre los que están nombres como los de la propia Serrano, Chete Lera, Pepa Rus, Jorge Calvo o Raúl Prieto, que se juntan con los de los jóvenes Mina El Hammani o Samy Khalil.

Pese a recibir el Premio Nacional de Teatro Calderón de la Barca en 2017 y el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2009, Bezerra ha tenido que esperar diez años para ver el estreno en España de esta pieza.

"Cuando empecé a recibir esos premios dije 'ya está', pero al final no ha sido tan fácil ni tan inmediato. Cuando te toca esperar, no sabes muy bien por qué, pero supongo que las cosas buenas se hacen esperar", concluye el dramaturgo almeriense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios