María y Ana Salas triunfan en el Festival de Danza Oriental Muzalat en Madrid

  • Las hermanas almerienses representaban a la Academia de Danza Oriental 'Cristina Samaniego' María Salas se llevó el primer premio y Ana Salas obtuvo el segundo premio

Las hermanas María y Ana Salas han conseguido el primer y segundo premio, respectivamente, en el Festival Internacional Muzalat celebrado en Madrid. Las dos profesionales pertenecen a la Escuela de Danza Oriental Cristina Samaniego.

Este Festival aglutinó a un gran número de bailarinas en las distintas modalidades amateur, profesionales y grupos. La Escuela de Cristina Samaniego se presentó en la modalidad de grupos y bailarinas solistas. Participaron María y Ana Salas, Marina Ferrer y Paula Escoriza.

En la categoría de solitas profesionales se presentaron las cuatro, llamando la atención de un jurado de excelente nivel formado por el argentino Amir Thaleb, Orit Maftsir y la coreana Jinhee Kim. Se hizo una preselección de 12 bailarinas, pasando a la final solo cuatro. La ganadora fue María Salas y el segundo premio fue para Ana, quedando el tercer y cuarto puesto para dos bailarinas de Madrid.

María Salas consiguió 300 euros de premios, y además la oportunidad de bailar el año que viene en el Festival Internacional de Danza oriental Aini ya Aini y luego aparte participará de forma gratuita en los talleres del Muzalat del año próximo. Ana Salas por su parte, recibió 100 euros y la oportunidad de bailar en el festival Tarabesque de Barcelona que lo organiza Salima. También podrá participar en cuatro talleres de forma gratuita del Muzalat del año 2016.

La menor de las hermanas Salas sostiene que "aparte del premio la experiencia ha sido maravillosa, me ha encantado, ya que da mucho prestigio este Festival". Ana Salas confirma que "estuve algo nerviosa al principio, pero luego ya me adapté bien y lo pasé bien. Jamás fui con el pensamiento de ganar nada. Después de esto me he dado cuenta que valgo más de lo que yo pensaba a nivel artístico".

"No es lo mismo bailar en una exhibición, que haya un jurado internacional juzgándote lo que estás haciendo. Había mucho nivel y aunque no quieras los nervios al principio son patentes", dice Ana. Mientras María Salas que ha ganado el Festival apunta que "yo me sigo poniendo igual de nerviosa que el primer día. No es lo mismo bailar en Almería que bailar en un lugar donde estás sola y no tienes a la familia".

Desde muy niña a María Salas le llamó siempre la atención la música árabe y de hecho ya la bailaba siendo muy jovencita. De forma profesional comenzó hace siete años y hace cuatro comenzó en la Academia con Cristina Samaniego. "Mis inicios fueron con Rocío Rodríguez, con ella estuve tres años, hasta que llegué a Cristina Samaniego".

La bailarina Cristina Samaniego explica la diferencia que hay a la hora de bailar entre María y Ana Salas. "Ana es muy explosiva, es una bomba, mientras que María es más emocional, es una danza menos vistosa pero cargada de sentimiento. Ella dosifica la energía mucho más".

Por su parte, Ana Salas comenzó a bailar en una Escuela Municipal en Pechina. "Yo comencé bailando flamenco y folclore. Estuve cinco o seis años. Luego, vi a mi hermana bailar, y como era la hermana pequeña pues hacía lo mismo que ella. Estuve tiempo aprendiendo de ella, hasta que empecé a bailar danza oriental. Me propuso mi hermana profundizar un poco más y me apunté en la Escuela de Cristina Samaniego y ya llevo tres años".

Ana Salas tiene my claro que quiere seguir haciendo lo que le gusta que es bailar. "En Pechina tengo dos grupos, uno de niñas y otro de mayores de danza oriental. Aparte quiero estudiar y hacer una carrera como Magisterio". Mientras María Salas quiere seguir con la danza, ya que imparte clases en la Escuela de Cristina Samaniego. "Quiero seguir dando clases y mirar al futuro con mucho optimismo".

La profesora Cristina Samaniego conoce a la perfección a las hermanas Salas. "Tienen mucho talento tanto María como Ana y las otras dos chicas que estuvieron en el Festival. La idea era sacarlas de Almería a un Festival Internacional y demostrar lo que estamos haciendo en esta ciudad".

"Ellas no querían y hasta el último día se negaron, pero yo las obligué en cierta manera. Era la primera vez que salíamos a un certamen fuera de Almería y realmente ha sido un éxito absoluto. Trabajan muy bien y tienen mucho potencial", comenta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios