XXXIII Festival de teatro de el ejido Un drama con momentos de auténtica angustia

Secuestro tenso por la paternidad

  • Histrión Teatro representó 'El maravilloso mundo de los animales: los corderos' en la Sala B del Auditorio Municipal. La historia contó con ingredientes como la violencia y una trama cargada de emociones

Violencia, abusos y mucha tensión. La Sala B del Auditorio vivió en la noche del lunes una de las representaciones más duras en lo que lleva la trigésimo tercera edición. Con una trama perfectamente guionizada, la compañía granadina Histrión Teatro trasladó a todos los asistentes la obra El maravilloso mundo de los animales: los corderos.

El reparto de la obra estaba formado por: Gema Matarranz, Paco Inestrosa, Enrique Torres, Manuel Salas y Elena de Cara.

Antes de que empezara la representación, los asistentes se fueron colocando en las butacas y en escena se encontraban dos de los actores. Para esta obra se habían dispuesto más asientos a pie de decorado.

La historia comienza con un secuestro. Gómez, uno de los protagonistas, aparece atado y con una venda en los ojos. Berta, que fue pareja suya hace 20 años, le pregunta qué es lo que está haciendo en su casa y le recrimina durante toda la trama lo mal que la trató cuando eran novios. El actor se mostró en casi toda la obra con una reacción de asombro.

La agresividad fue una constante en las diferentes escenas de la representación y se puede vislumbrar en frases como "soñaba que te mataba".

En el drama entró otro personaje, Fermín. Es vecino de Berta y más tarde se descubre que fue uno de los secuestradores de Gómez.

En el diálogo, Berta y Gómez se remontaron años atrás y Berta le preguntó: "¿Por qué me abandonaste?", además de reprocharle frases que él le hacía como "no pienses, déjate llevar".

Otro de los personajes que aparece en escena es Tono. La última pareja de Berta con la que no está hace unos meses. Es un hombre violento que muestra en varios momentos como abusa de su supuesta hija.

La hija de Berta aparece en escena para desarrollar el desenlace de la representación. Se habla de la supuesta paternidad de Gómez y realizan un juego con las edades de la joven. Las dudas de quién es el padre aparecen en el final de la obra.

Aunque es un drama, la obra tuvo algún momento que supo sacar la sonrisa a los asistentes a la Sala B del Auditorio.

Histrión Teatro consiguió llenar el espacio escénico y tuvo el veredicto positivo del público con un fuerte aplauso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios