Cultura

Serrat rememora en su inicio de gira en Roquetas de Mar su disco 'Mediterráneo'

  • El cantante catalán actuó el domingo durante más de dos horas en un Auditorio que estuvo repleto de un público entregado

Joan Manuel Serrat hizo un concierto para sus fans donde no faltaron sus grandes canciones. Joan Manuel Serrat hizo un concierto para sus fans donde no faltaron sus grandes canciones.

Joan Manuel Serrat hizo un concierto para sus fans donde no faltaron sus grandes canciones. / diario de Almería

El cantante Joan Manuel Serrat inició el pasado domingo su nueva gira Mediterráneo da capo en Roquetas de Mar. Con un lleno absoluto en el Teatro Auditorio, el cantante catalán hizo un recital de más dos horas, donde hizo las canciones de su disco Mediterráneo de 1971 y también interpretó otros temas que han marcado la vida artística del cantante.

Desde el primer momento hasta el final, el público se entregó a un Serrat que mantiene su nivel de exigencia en cada concierto y sobre todo posee una voz única. En algunos temas, el público canto y en otros muchos, al finalizar la canción, aplaudieron puestos en pie a esta estrella de la canción que siempre causa sensación donde actúa.

El concierto comenzó a lo grande con el popular tema Mediterráneo, destacando el artista que celebraban el 47 aniversario de ese trabajo musical, que tanto éxito tuvo en su día. "Alguien podría pensar que hubiese sido más correcto haber esperado a celebrar los cincuenta. Para esperar estoy yo. Además, podría haber ocurrido también el factor añadido de que a uno le empieza a faltar el aliento para soplar las velitas y entonces he preferido ser prudente y anticipar los acontecimientos", dijo Serrat, entre bromas.

Los siguientes temas que entonó el cantante catalán fueron Qué va a ser de ti, Vagabundear, Barquito de papel y Pueblo Blanco. Justo antes de cantar la canción Tío Alberto recordó la figura del industrial Alberto Puig Palau, al que debe su nombre esta canción. Serrat recordaba que el taburete que lo acompaña en sus conciertos, tapizado en rojo, formaba parte del bar Bocaccio, un local de la noche de Barcelona.

Luego sonaron las canciones La mujer que yo quiero, Lucía, Vencidos, Aquellas pequeñas cosas y, de nuevo, Mediterráneo. De esta manera, concluía una parte del concierto donde el propio artista subrayo que "he querido darme un capricho al sacar esta noche las canciones de 'Mediterráneo' a pasear".

"El Mediterráneo, hay que decirlo, es uno de los mares del océano Atlántico aunque algunos, como yo, pensamos que el océano Atlántico y el resto de océanos son afluentes del Mediterráneo", dijo antes de cantar en francés 'La mer' de Charles Trevet.

El concierto continuó con La Luna, Algo personal, Una de piratas y Cantares, uno de los temas más importantes en la carrera de Serrat. En catalán fue muy emotivo el tema Llanto al mar (Plany al mar). Precisamente el cantante subrayó que "un mar en el que levanté castillos de arenas, cuyas aguas se han convertido en un basurero y en un sarcófago donde miles de mujeres y de hombres pagaron con su vida el intento de huir de sí mismos".

Luego sonaron Disculpe el señor, una versión muy particular de Tatuaje al tiempo que denunciaba provocando los aplausos del público que "una mujer puede hacer perfectamente el mismo trabajo que un hombre. Cobrando menos, eso sí, pero a cambio la tratan peor. Lo uno por lo otro", dijo.

Serrat concluyó en Roquetas su primer concierto de la gira con Menos tu vientre, Para la libertad, Romance de Curro el Palmo y Hoy puede ser un gran día. Tras marcharse del escenario, Serrat tuvo que volver para cantar Penélope, Fiesta y No hago otra cosa que pensar en ti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios