Taratachín Teatro ofrece su versión del musical sobre la Bella y la Bestia

  • El grupo de Gádor representó en el Apolo el miércoles 'Bella y Bestia son' con un teatro abarrotado de público · Abba Teatro ponía ayer en escena 'Paquita y Pepito', una obra sobre la igualdad de géneros

El Teatro Apolo se llenó el miércoles de magia e ilusión con la obra Bella y Bestia son, una adaptación del musical de La Bella y la Bestia a cargo del grupo gadorense Taratachín Teatro.

Patio de butacas y palcos estaban abarrotados por padres y niños que asistieron a ver la clásica historia de la chica de pueblo, soñadora e incomprendida por sus paisanos, que se enamora de un príncipe hechizado y convertido en bestia.

Un ambicioso proyecto con casi 30 jóvenes actores y actrices que hicieron reír y disfrutar a los asistentes con una gran interpretación.

Hay que destacar el atrezzo y el vestuario de todos ellos, muy cuidado y elaborado, así como la fantástica iluminación y montaje, que redondearon una velada magnífica de vísperas de festivo en el que casi 300 personas disfrutaron de las más de 2 horas de espectáculo, que aplaudieron acaloradamente a su término.

Hay que felicitar al grupo Taratachín por su genial puesta en escena, fruto de la ilusión que todos sus jóvenes componentes han puesto en esta obra, que ya lleva algunos años representándose.

En la mañana de ayer jueves 8 de diciembre comenzó la última jornada de esta VIII Muestra de Teatro Aficionado de Almería, con el grupo de teatro Abba que representó Paquita y Pepito, una obra sobre la igualdad de género que ya ha sido representada en otras muestras y que siempre consigue cautivar al público.

La obra contaba la historia de Paquita y Pepito, un matrimonio del almeriense barrio de La Almedina. Ella es una buena esposa y ama de casa a la que le gusta que en su hogar todo esté limpio y ordenado, así que se pasa el día escoba y plumero en mano. Él es también un buen hombre, muy enamorado de su mujer. Una noche Paquita se queda dormida, agotada por el cansancio de todo el día limpiando.

Durante su sueño las estrellas se conmueven e intentan ayudarla, pero como no pueden llaman a la luna, quien a su vez pide ayuda al sol. Luna y Sol le regalan a Paquita una lámpara mágica. Cuando la mujer se despierta y descubre la lámpara, inmediatamente se pone a limpiarla. Y para su sorpresa, al frotarla, aparece una gigantesco e imponente genio azul que le concede un deseo. Paquita aprovecha para pedirle que le eche una mano con la limpieza, porque está muy cansada. El genio hace un conjuro con el que consigue que Pepito ayude a su mujer en la tarea de la limpieza de la casa.

La magia y la ilusión que se han desplegado sobre el escenario, unidos a la música que ha acompañado a los actores durante toda la función, hicieron que los pequeños disfrutaran y se emocionaran al ver al sol y a la luna bailando juntos, al genio paseándose por el patio de butacas y a las estrellas volando sobre sus pequeñas cabezas.

La VIII Muestra de Teatro Aficionado de Almería continuó ayer por la tarde con la Noche de Sainetes del grupo Komoi-GTT y el cierre de la muestra, a cargo de la Federación Almeriense de Teatro Aficionado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios