Wert propone "repensar" las subvenciones al cine español

  • El ministro de Cultura plantea crear un marco legal que proteja a los creadores, aumente los incentivos fiscales y mejore las relaciones entre cine y TV.

Comentarios 4

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha planteado este jueves que la necesidad "obliga a repensar" el esquema de subvenciones en el cine español, "más allá de si era suficiente, fomentaba" la creación o "estaba bien distribuido". A la hora de reflexionar sobre la situación actual de la industria cinematográfica y audiovisual española en un contexto de crisis, Wert ha subrayado que no se puede "dejar fuera esta reflexión honrada sobre lo que ha dado de sí".

"Desde este examen de conciencia, creo que lo que ha sucedido en la historia reciente del cine español como industria, no como arte, si atendemos a qué capacidad industrial hemos sido capaces de poner en pie y a los resultados comerciales, yo creo que todos estaríamos de acuerdo en que el sistema no ha dado unos frutos extraordinarios hasta ahora, y queremos un sistema que nos permita avanzar", ha señalado el ministro durante su intervención en el III Encuentro Anual de Productores Audiovisuales organizado por Fapae

Precisamente para avanzar, el responsable de Educación Cultura y Deporte ha propuesto potenciar tres vías: crear lo que define como "un marco regulatorio de garantías", en alusión a la polémica ley Sinde-Wert, que este jueves entra en vigor; llegar a modificaciones acordadas con el sector en las relaciones entre cine y televisiones, y reformar el marco fiscal a través de la ley de mecenazgo.

Entrando en materia sobre cada uno de los puntos, Wert ha valorado positivamente la entrada en vigor en esa dimensión regulatoria de la controvertida ley antidescargas, "importante -asegura el ministro-, pues ayuda a dar seguridad a la propiedad intelectual de los creadores", algo que, según sus palabras, ayudará mucho a dotar al sector de la tan pedida "previsibilidad, certeza y marco para trabajar con garantías".    

Asimismo, ha apostado por articular relaciones entre las televisiones y el resto de industrias audiovisuales, especialmente la producción cinematográfica. "Aquí creo que por la vía regulatoria nuestro esfuerzo tiene que ir encaminado a unas relaciones de mutuo beneficio equilibrado, que hasta ahora no lo han sido", ha dicho. A su juicio, "no lo han sido porque ambas partes han contemplado con recelo a la otra y han buscado la forma de evadir las obligaciones que el marco regulatorio les imponía". Para el ministro, "esto hay que superarlo y la regulación tiene que buscar justamente ese punto de equilibrio en el que las dos se sientan cómodas y puedan cumplir su papel y ganar dinero".

El tercer elemento planteado por Wert es conceder un "incentivo fiscal significativo que vaya mucho más allá del 18% vigente a través de la ley de mecenazgo, y que sea un elemento dinamizador del interés industrial en la producción audiovisual". "Esto es algo esencial", ha subrayado. El ministro ha admitido las "dificultades" del momento actual, y ha recalcado la complejidad de "arbitrar" entre necesidades y recortes. "Aquí ha predominado el enfoque de la colaboración con subvención, pero no ha sido el único. Podemos vernos en la administración como un gran productor, un super Cerezo, pero hay otras posibilidades: crear un marco fiscal beneficoso para hacer crecer el interés en la rentabilidad empresarial de la producción audiovisual, y crear un marco regulatorio en el cual actuar como facilitador de la convergencia de las industrias audiovisuales", ha resumido.

Finalmente, ha abogado por "dejar de lado el recelo hasta ahora predominante y empezar a entender que de verdad el audiovisual es una sola industria, que supone el 1% del PIB prácticamente, más de 8.000 millones de euros y cerca de 100.000 empleos". Además, ha agregado que no es capaz de concebir una "marca España separada de la imagen que transmitimos a través de nuestro audiovisual". "Hay plena conciencia de la importancia del sector material y simbólica", ha sentenciado.

Por su parte, el presidente de Fapae, Pedro Pérez, ha afirmado que el Estado "invierte una caspa" en el cine español, y ha puesto como ejemplo Francia, donde el dinero público llega a los 400 millones, "ocho veces más". Dicho esto, ha reclamado "acabar con la incertidumbre en el sector y conocer las reglas del juego, y ha avanzado que los productores "pondrán todo de su parte y las diferentes pantallas, sea cual sea su tamaño, nunca estarán vacías".

Por último, ha hablado de RTVE: "Es una locura incomprensible que los partidos no se hayan puesto de acuerdo en nueve meses para que RTVE  tenga un rumbo. No puede ser que sea un consejo de administración quien dirija, pues lo más barato del mundo es nombrar un presidente, y eso debe resolverse de manera inmediata". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios