9 artistas exponen sus obras en torno al oro en Rodalquilar

  • La Sala Carmen de Burgos en el Hotel de la Naturaleza muestra las creaciones de este grupo de artistas, en distintas técnicas, hasta el día 8 de enero de 2009

El pasado domingo 16 de noviembre se inauguró, en el Hotel de la Naturaleza de Rodalquilar, la exposición Aurum. Nueve artistas, concretamente Amadeo Fasanella, Antonia Bocero, Antonio Llanas, Enrique Demetrio, José Antonio Hernández, Juan Casado, Lucas Gómez, Pablo Blanes y Rodrigo Valero. No pudieron estar todos en la presentación por tener otros compromisos artísticos fuera de Almería, como el caso de Enrique Demetrio, que se encuentra estos días en Cuba. En la inauguración se dieron cita más de un centenar de personas entre artistas locales, almerienses y extranjeros, amigos y poetas, como Quinita Martínez, Ana María Romero Yebra y Carlos de Paz.

La nueva gerente de la Sala Carmen de Burgos, Luisa Rodríguez, declaró que era un privilegio haber contado con un grupo de artistas de esta calidad para comenzar su andadura a cargo de la sala. La Concejala de Turismo del Ayuntamiento de Níjar, Lorena Capel, calificó de espectacular e impresionante una muestra como ésta, sobre el oro, en tierras de Rodalquilar, tierra de oro.

La muestra presenta una riqueza poco habitual en visiones, que en un principio podrían parecer difíciles de casar, y que demuestran una armonía entre ellos que como dijo la comisaria, Carmen Rubio, "nos hacen ver lo cercanos que son lenguajes como la poesía y las artes plásticas", la cerámica y la escultura, la fotografía y la pintura. Todas son formas poéticas para comunicar las emociones más profundas, los principios más arraigados o las dudas y las denuncias más osadas.

La muestra es muy amplia, pero llaman la atención algunas obras como la de Rodrigo Valero, de una limpieza y complejidad caleidoscópica, en la que convierte al hombre en un observador alrededor del oro. La Fórmula aurea de Casado, una repetición constante, meticulosa, realista y onírica al mismo tiempo, que hace dudar entre pepitas de oro o cantos rodados, una obra en la que, con aspecto arbitrario, las piedras presentan ritmo, movimiento y cambios de luces.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios