La casa y el coche de Raquel Mosquera salen a la venta

La revista Diez Minutos y el Programa de Ana Rosa informaban ayer de la grave situación económica por la que pasa Raquel Mosquera, viuda de Pedro Carrasco. Para hacerle frente ha puesto a la venta su chalet y un coche de lujo que compró de manera compulsiva.

Lo mismo ha hecho con abundante ropa de marca, un gimnasio que instaló en casa y otros lujos que la han conducido a llevar un tren de vida que no puede permitirse, y menos pagando los préstamos de la peluquería y locales anexos así como el tratamiento y los ingresos que ha ocasionado su enfermedad. Además, ésta le impedía hacerse cargo de su trabajo y esto ha acabado de sentenciar su economía.

El coche en cuestión que ha puesto a la venta es un Cadillac Escalade, un vehículo de lujo importado de Estados Unidos y que, como reconoce la propia peluquera, "no necesitaba". Costó 15 millones de pesetas en su día y ahora lo pone a la venta por 8.600.000. El chalet, de dos plantas, 370 metros cuadrados y situado en Galapagar (a 30 kilómetros de Madrid), lo vende por 108 millones de pesetas, 17 millones menos de lo que pedía en un principio. Esta casa apenas la ha disfrutado porque dijo sentirse muy sola en la sierra de Madrid sin su familia. Es muy grande, de hecho, para una persona sola con una niña pequeña, aunque sólo la decoración haya supuesto un desembolso económico impresionante.

Una de las colaboradoras de Ana Rosa, Beatriz Cortázar, ha opinado incluso que la peluquera lleva muchos años viviendo por encima de sus posibilidades. Y la crisis le está pasando factura.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios