"Lo más complicado en la radio ha sido trabajar sin guión casi siempre"

  • Última entrevista realizada al periodista almeriense por su amigo y colaborador de 'Diario de Almería' José Ángel Pérez

El 1 de enero de 1939 nace en Melilla el popular locutor de radio Álvaro Cruz "Pototo" quien a los dos años ya vivía en Almería. Toda una institución a de la radio junto a Paco Moncada. Pototo se inició en Radio Juventud, después en la década de los sesenta pasó a Radio Almería y finalizó su carrera profesional en la COPE.

En su DNI figura Álvaro Cruz López. Pero seguramente nadie le conoce por esta identidad. Para todos los almerienses, su familia incluida, es y será siempre "Pototo", un todo terreno de la radio que ha pasado por todas las facetas de este medio. Curtido en mil batallas radiofónicas siempre ha mantenido su liderazgo.

-Usted iba para militar. ¿No?

-Era huérfano de militar, pero no tenia vocación. El que se interesó por la milicia fue mi hermano Curry fallecido hace poco, pero un problema en la vista le impidió sus aspiraciones. Conoció la radio y se quedó para siempre.

¿Y como le entró el venenillo de la radio?

-Yo estaba en Madrid en el colegio de Huérfanos de Militares. Y allí había una especie de emisora- bueno, un micrófono y un tocadiscos- y me llamaban para animar los festivales y todos los saraos que se organizaban. Por lo visto les gustaba mi acento y mi voz. Un verano de vacaciones, mi hermano que ya estaba en Radio Juventud fue quien me animó a que me presentase a unas pruebas de aspirantes. Fue algo serio. Recuerdo que pasamos José Antonio Belda, Juan José Pérez "Juanjo", Plácida García Tristán, Emilia Martín y algún otro más que en estos momentos no recuerdo.

-Y después Radio Almería.

-Efectivamente. Era la emisora más profesional. Todos teníamos ilusión en trabajar en ella. Sin duda fue un vivero de buenos y grandes radiofonistas. Después una vez cumplido el ciclo me fui a la COPE a Radio Popular.

-¿Recuerda el programa con el que debutó en el mundo de la radio?

-Por supuesto. Hace ya muchísimos años. Fue uno de niños que se llamaba Festival junto a Emilia Martín. Se hacia en el teatro Cervantes los domingos de 12 del mediodía a dos de la tarde. Tras las actuaciones musicales se proyectaba una película de  aquellas que contaban grandes gestas como Locura de Amor o Agustina de Aragón.

-¿De todos cuantos programas que  ha presentado guarda un especial recuerdo?

-Para mi hay dos programas que fueron claves y que forman parte de mi historia profesional. Uno fue de ayuda al necesitado o de caridad que solucionó en aquellos años muchos casos de enorme importancia. Hubo uno en especial, con motivo del trágico incendio de la calle Gerona en el que murieron siete personas, entre ellas tres niños, recaudaron  dos millones de pesetas con aportaciones de 5, 10 y 20 duros. Me marcó profundamente. También el seguimiento especial que hice del Almería desde Segunda B hasta su primer ascenso a Primera División en la década de los años ochenta. No se cuanto partidos retransmití… y de que manera.

-Usted ha estado más de  treinta y ocho años en la radio. Ha hecho de todo hasta su jubilación ¿Se le ha reconocido su labor?

- No lo he pensado. Lo que si puedo decir es que a raíz de aquel programa de recaudar dinero para  las víctimas del incendio de la calle Gerona provocado por una mano criminal para cobrar el seguro del establecimiento me fue impuesta la Gran Cruz de Beneficencia.

-Recuerdo "Pototo" que incluso mucha gente en antena cuando llamaban para ofrecer un donativo le llamaba padre.

-Es cierto, Muchos de los oyentes que colaboraron en el programa creían que era sacerdote.

-¿Cómo le gusta que le definan, comunicador, radiofonista o periodista?

-Teniendo en cuenta que junto a la radio durante muchos años he estado colaborando en prensa y en los servicios informativos me cuadra mejor la definición de periodista, pero, vamos,. Es algo que no me quita el sueño-.

-¿Que ha supuesto la radio en su vida?

-Para mi, todo. No podría vivir sin la radio. Siempre que me han llamado para algo voy aunque a veces por motivos de salud no puedo prodigarme como a mi realmente me gustaría.

-¿Quién  fue la persona que confió en usted y apostó por sus valores profesionales?

-Pepe Villegas me animó bastante igual que Juan José Pérez "Juanjo", que fuese director de Radio Juventud  o Pedro Úbeda

-¿Hubo algún compañero o compañera con el que había más "feeling" en el locutorio?

-Posiblemente con María Rosa Granados. Una extraordinaria profesional en aquella época de la radio espectáculo. Tampoco puedo olvidar a otras dos grandes profesionales como han sido Emilia Martín y Marisol Martinez.

-¿Qué director le dejó más huella?

-Casi todos me dejaron cosas. Pero por amistad, sin duda Juan José Pérez "Juanjo". Hicimos miles de cosas divertidas. Recorrimos la provincia presentando espectáculos y con Cayetano Ledesma formamos un trío de humor en la radio que se llamaba "Juanjo, Polín y Tano" que tuvo una gran repercusión. Nos complementábamos muy bien.

-Usted ha hecho en la radio deportes, flamenco, toros, semana santa, concursos... ¿Qué ha sido lo mas difícil que ha hecho en la radio?

-Quizás haber trabajado sin guión casi siempre. Pero lo más complicado fue el teatro en la radio. Era difícil.

-¿Internet acabará con la radio?

-Creo y espero que no. Desde que existe siempre ha sobrevivido a todas las vicisitudes que se han ido presentando, como fue el caso de la televisión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios