La cultura del agua de Vélez-Blanco, objeto de un centro de interpretación

  • En el Alporchón, sede de este centro, los regantes continuarán celebrando cada día el reparto de tandas de regadío y las subastas del agua · La delegada de Turismo asistió al acto de inauguración

"Un Centro del pueblo para el pueblo", con esta frase definía el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Vélez-Blanco, Dietmar Roth, el nuevo Centro de Interpretación de la Cultura de Agua 'El Alporchón' inaugurado la tarde del miércoles en Vélez-Blanco por la delegada de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, Esperanza Pérez, acompaña del alcalde de Vélez-Blanco, Antonio Cabrera, y presidente de la Comunidad de Regantes 'Aguas del Mahimón', Juan Martínez. Y una prueba de la implicación del pueblo a la hora de restaurar el alporchón fueron los cerca de 200 diplomas que durante el acto se entregaron a aquellas personas que de alguna manera han colaborado en su puesta en marcha.

Y es precisamente la sede del alporchón de Vélez-Blanco, un edificio histórico, el que, tras su restauración, alberga este nuevo centro de interpretación, que va a seguir compatibilizando su uso tradicional con el actual, ya que cada mañana se reúnen los regantes para repartir las tandas de regadío, se celebran las fallas y las subastas de agua.

Este proyecto forma parte del Plan Turístico de Los Vélez, en el que se incluye la creación en cada uno de los municipios de la Comarca de un centro de interpretación dedicado a lo más singular de cada uno de ellos, en el caso de Vélez-Blanco, "a una cultura del agua centenaria que se asienta sobre muchos regantes, una base de regadío muy particular, el alporchón, una palabra de origen romano con la partícula al- del árabe. Una forma de regadío que algunos estudios apuntan a que viene del Yemen, hace más de 1.300 años", explica Roth.

Así, en la planta primera de este centro se conserva el estrado con la estructura antigua de lo que era la sede del alporchón, con su mesa de presidencia, donde el fiel de aguas procede a realizar cada mañana las subastas del agua, el plano original con las fuentes de la Ribera de los Molinos de 1932, el crucifijo, el reloj, la caja fuerte y delante el lugar donde ser reúnen los regantes.

La primera planta también cuenta con algunas piezas únicas, como la última pila que se conserva del batán del Marqués de Los Vélez del siglo XVI, una rueda de molino y un reloj solar de una balsa de regadío con el que se medía la hora para proporcionar el agua a los distintos propietarios de esta balsa. Además, a través de paneles interpretativos se explica el clima y la hidrogeología de la zona, las infraestructuras hidráulicas, las balsas, fuentes, pozos, acueductos, etc. así como el sistema de regadío del sureste con las famosas tandas.

En la segunda planta se explica principalmente todo lo relacionado con el el aprovechamiento de la fuerza del agua, el manantial de la Ribera de los Molinos, de unos 100 litros por segundo, los molinos harineros, los molinos de pólvora, las fábricas de hielo y los pozos de nieve, los lavaderos, los batanes, el agua en el uso doméstico, etc. En esta planta también se encuentran piezas como un pequeño molino o un mortero del siglo XVII, todo ello junto a una pequeña galería con fotos de personas vinculadas al aprovechamiento y uso del agua de Vélez-Blanco y una zona audiovisual con la proyección de varios vídeos sobre la geología de la Comarca de Los Vélez, los molinos hidráulicos y entrevistas a regantes, entre otros temas.

Este centro de interpretación se complementa con una ruta didáctica por la Ribera de los Molinos, para que el visitante conozca la cultura del agua sobre el terreno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios