La duquesa de Alba 'se escapa' a Sicilia

Mucho se ha manchado el papel couché por la posible boda de la aristócrata con su amigo de toda la vida , Alfonso Díez.

Recientemente Carmen Tello confirmaba al Grupo Joly el posible viaje de Cayetana a las orillas del Nilo. Incluso la esposa de Curro Romero comentó las dificultades de movilidad que afectaban a su íntima amiga, y que si se decidía hacer un largo viaje, llevaría consigo a una persona de confianza que pudiera ayudarle. La duquesa ha mostrado siempre su pasión por viajar y lo ha hecho repetidamente con varias amigas, eso sí la época preferida para Cayetana siempre ha sido al término del verano.

Sin embargo hoy sabemos que el destino final ha sido otro y con un nuevo acompañante. El domingo aterrizaron en el aeropuerto de Fiumicino, en Roma, para hacer escala y dirigirse después a tierras italianas, concretamente a Catania, en la isla mediterránea de Sicilia. Así pues la varias veces Grande de España ha seguido las recomendaciones de aquellos que más la quieren y, al parecer, ha pasado por alto la idea de casarse, aunque no ha dejado de viajar pese al estado de salud en el que se encuentra. En un principio la Duquesa de Alba barajó la idea de emprender el viaje con motivo del cumpleaños de Díez, el día 15 de este mes, aunque finalmente no haya sido así quizá por esas fechas aún no estén de regreso.

Después de este cambio de rumbo como destino vacacional, lo que verdaderamente ha cambiado es su idea de pasar por el altar. Hace tan sólo unas semanas que la noble viajó a Madrid donde tenía previsto una reunión privada con la Reina doña Sofía, para tratar su posible matrimonio con el funcionario. Sin embargo la Duquesa entró a Palacio con un posible marido y salió con un "amigo especial". Desde luego sus hijos jugaron un papel fundamental para convencerla de no cometer una equivocación.

Lo que parece que no le ha sentado muy bien ha sido la portada de la revista satírica El Jueves, que representaba a una Duquesa semidesnuda con un bocadillo que decía "Llámame estoy sola", consecuencia de la entrevista que concedió a Jaime Peñafiel en la que abrió su corazón. Tampoco han sido plato de buen gusto las declaraciones de Gonzalo Miró, novio de su hija Eugenia, "Sentido común, que es lo que hacen los hijos, que tienen que preservar la historia, incluso el honor de su madre. La quieren y no se trata de que la hagan daño, la aconsejarán como creen pertinente, no hay más ¿no?". La aristócrata respondió al comentario de Miró con un rotundo "no tiene clase".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios