La editorial Soldesol cumple un año

  • Sol Ravassa ha unido su ingenio y sus ganas de trabajar para hacer realidad un sueño en torno a su Editorial, que ya lleva publicados ochos libros y tiene una gran proyección de futuro

Este mes de marzo se cumple el primer año de la editorial almeriense Soldesol. Ha sido un año intenso para Sol Ravassa, la joven que fundó esta empresa y que hasta ahora ha editado 8 libros. "No es que yo fuera buscando un modelo de negocio para ganarme la vida o hubiera estudiado Empresariales y hubiera decidido montar una editorial. Empecé a estudiar, de las mil vueltas que di, descubrí el diseño gráfico".

"Siempre he sido buena lectora y me ha gustado siempre escribir, aunque he sido una escritora frustrada, mi futuro iba encaminado a que fuese periodista, al final di mil vueltas y cuando di con diseño editorial, también descubrí el programa InDesign de maquetación. Me gustó y me pareció muy paradójico que mi vida no iba encaminada a escribir los libros pero si a formar parte del circuito", recuerda la joven editora.

"Empecé a trabajar en la edición de El Mundo de Almería como maquetadora y al final cuando cerró el periódico, me fui a una agencia de publicidad para diseñar libros de la Universidad de Almería y al final lo dejé para irme a vivir a Cádiz para estar de freelance. Pero al final regresé a Almería y me planteé montar una editorial con la clara intención de tener contracto con el autor, poder leer los manuscritos de cada obra y tener una relación directa con el escritor" rememora Sol Ravassa cuando recuerda el trasiego que tuvo antes de decidirse a montar la editorial.

Sol Ravassa es un caso único, ya que ella sola se encarga de todo en su propia editorial. "Me decidí porque me gusta el trato con los autores, aportarles cosas de mi filosofía de vida y aprovechar todo el proceso, ya no solo el diseño, sino también ver los contenidos. Realmente no sé hacer otra cosa".

El primer libro que lanzó Soldesol fue la obra Me querrás en once semanas de Fran Cazorla. "Este libro me sirvió de escaparate para mostrar lo que podía hacer a través de mi editorial. No había acabado el primer libro cuando me llegó el segundo libro. Era Seré tus ojos de Álvaro Vizcaíno. Para mi es una obra magna y Álvaro es una persona maravillosa", cuenta Ravassa.

Luego la pequeña editorial almeriense lanzaba Acción evasiva de David Reche Espada, una obra de relatos cortos y luego sería En la otra orilla del Támesis de Sarah Thomas, otra obra con un gran éxito. Soldesol también lanzó una segunda edición de la obra La fábrica de disparates disparatados... y otras historias de Mar Saldaña. Otra de las obras claves de la editorial en este tiempo ha sido la obra El colorao no es rojo de Carmen Ravassa, donde se cuenta la historia de los Coloraos. Y también se ha editado Los amores que te debo de Fran Cazorla, en formato digital, aunque no se descarta en el futuro sacarlo en papel.

Sol Ravassa no para de trabajar ya que todo el proceso de edición del libro lo realiza ella. En este mes de marzo editará la nueva novela de Araceli Sobrino que lleva por título Macarrones con tomate. Y también próximamente se editará una novela de zombies que se desarrolla en Los Pedroches en Córdoba y cuyo autor es Mikel Murillo.

"Mi objetivo al final de año es editar tres libros cada mes, de esta manera haré rentable la editorial. Tengo que optimizar mucho mi tiempo ya que aparte de la labor editorial tengo que hacer la promocion de cada obra junto al autor. Si yo leo una obra y veo que no tiene suficiente calidad para ser publicada la rechazo y lo hago con optimismo y cariño, y además justificó porque la obra al final decido no publicarla".

"Soy la primera fan de los libros que saco" cuenta Sol Ravassa, que es una persona que se siente muy orgullosa de los autores que forman parte de su editorial", mantiene Ravassa.

"Cualquier libro que sale nuevo tiene que estar bien escrito, también tiene que atraer y también tiene que estar bien impreso. Yo en todos mis libros pongo solapa en la portada, porque eso evita que el libro se abra y esté siempre muy nuevo", asegura.

Son muchas las curiosidades que se pueden encontrar en las portadas que diseña Sol Ravassa para los libros que lanza su editorial. "Sarah Thomas siempre incluye una tarta de queso en sus novelas y lo que hice fue esconderle el dibujo de una tarta en la cubierta de su novela En la otra orilla del Támesis. Me contó Sarah que cuando la encontró no se lo podía creer y se partió de risa", cuenta entre risas.

Ravassa aparte de ser la encargada de la edición de los libros, capta perfectamente a los autores. "Me encanta captar qué le gusta al autor y sorprenderle". En la cara de Sol Ravassa se ve brillo, está ilusionada con su trabajo y vive de lo que le gusta. Disfruta con su trabajo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios