"La escritura encuentra auténtico sentido si se entrega para ser leída"

  • El profesor de la UAL presenta esta noche su primera novela 'Udrí', editada por El Quid Ediciones en el Círculo Mercantil e Industrial de Almería a las 21:00 horas

José Ramón Parra, abogado que lleva muchos años afincado en Almería, presenta esta noche a las 21:00 horas en el Círculo Mercantil e Industrial de Almería su primera novela titulada Udrí, que ha sido editada por el Quid Ediciones.

-Esta noche se presenta su primera novela. ¿Cómo surge?

-Pues como casi todo en la vida, por puro azar. Ésta es una confesión que realizo en el prefacio del libro en el que advierto que Udrí "surgió por casualidad, la casualidad que se produce cuando se entra a una tienda de segunda mano y al hurgar en sus anaqueles examinando los libros sobados, se encuentra una nota en uno de ellos".

-Se ha planteado en algún momento por qué tiene la necesidad de escribir...

-Al margen de poder ubicar de forma más o menos atinada el momento concreto que sirvió como detonante de la historia, lo cierto es que siempre me sentí atraído por las vidas imaginarias, por las historias irreales que bullían en mi cabeza y a las que no me atrevía a enfrentarme. Así que en un primer momento el escribir fue una forma de hacer frente a mis propias limitaciones. Luego se ha convertido en una adicción que por desgracia me veo obligado a descuidar periódicamente.

-Aunque parece una novela íntima, hay muchos personajes en ella...

-Efectivamente, es una novela coral, en la que abundan los personajes y las historias cruzadas que se ovillan en torno a un sentimiento común: el amor, que se va manifestando de diversas formas en la vida de cada uno de los personajes, mientras éstos se empeñan en perseguir el pasado, o un futuro incierto, momentos que en la novela se nos presentan como dos caras de una misma moneda. En cuanto a su carácter intimista, el escritor Oscar Santos Payán afirma en el prólogo que la novela "habla de la enfermedad de la nostalgia, de la inquietante soledad, del destino azaroso y nos habla de silencios". Con esos mimbres, necesariamente la exposición de la historia tenía que relatarse desde la más estricta intimidad, casi como un susurro al lector, como si el narrador o el autor habitara en la cabeza de sus personajes. Al menos así lo he creído.

-Su profesión como abogado imagino que le deja poco tiempo para escribir. Sin embargo, después de la primera ahora hay que esperar una segunda. ¿Qué escribe ahora?

-Pues sí es cierto, el trabajo en el despacho y en la Universidad dejan poco tiempo libre. Y además están mi mujer y mi hijo que son siempre los grandes abandonados. Pero bueno, hay que buscar tiempo para todo. En su día prometí que la siguiente novela iba a gustar a quienes no gustase Udrí, y ya prácticamente está terminada, si bien pendiente de ser corregida y revisada, para lo que habrá que esperar que llegue de nuevo agosto. Va a ser menos íntima, aunque prometo una historia intrigante y de turbulentas emociones.

-¿Qué espera que encuentren los lectores de su novela?

-Yo no esperaba que la novela transcendiera de mi círculo íntimo, así que con que alguien la tenga entre sus manos y la hojee, me doy por satisfecho. Si además de esto he conseguido que alguien se emocione, tiene que saber con ello me hace una persona feliz, porque, sinceramente, yo me emocioné mucho escribiéndola.

-¿Cómo le convencieron en El Quid ediciones para publicar esta novela?

- La escritura sólo encuentra sentido si se entrega para ser leída. Tenía poco sentido que se quedara en una gaveta olvidada de mi escritorio. Esa evidencia y, lo confieso, un poco de vanidad ante lo que se me decía sobre la novela, bastaron para tomar la decisión.

-Imagino que estará contento que después de unos años de guardar el manuscrito ahora vea la luz...

- Ahora que no nos oye nadie, otra confesión: hoy viernes voy a ser un tío feliz. Aguantaré las críticas que me vengan, como no puede ser de otra forma, pero piense que yo nunca creí que usted me entrevistaría para un asunto como éste. Así que tengo motivos para estar inmensamente alegre.

-¿Qué aficiones tiene?

-Correr y correr, ésa es mi otra gran pasión. De hecho buena parte de la novela cogió cuerpo mientras corría por el Mediterráneo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios