Tres guitarras de leyenda

  • El Maestro Padilla registró media entrada para disfrutar de un concierto excepcional y que rayó la perfección de Stanley Clarke, Marcus Miller y Víctor Wooten

El público quedó fascinado el viernes por la noche con la actuación soberbia y magistral de tres maestros del bajo eléctrico. Nada más y nada menos que Stanley Clarke, Marcus Miller y Víctor Wooten actuaron en el Auditorio Maestro Padilla cerrando así su gira para presentar su disco Thunder y abrir el Festival Internacional de Jazz de Almería.

Fueron casi dos horas de música, de sonidos de guitarra que parecían retumbar a los oídos de las 400 personas que se dieron cita. La pena es que un concierto de tantísimo nivel, con llenos en todos los lugares donde han estado, en Almería, una vez más se diera la espalda, a una actividad organizada por el área de Cultura.

No obstante, los que se atrevieron a ir, y los que sabían lo que iban a ver disfrutaron como nunca. Tenían claro que ver a estas tres leyendas de la guitarra juntos, será casi imposible en el futuro. La intensidad del concierto fue cada vez a más. Desde el primer momento los tres guitarras se colocaron en el escenario, dejando a Marcus Miller, por su veteranía en el centro. A su derecha estaba Stanley Clarke, un genio de casi dos metros de altura que maneja el bajo como quiere.

A la izquierda se situaba Víctor Wooten, que tiene unas manos electrizantes. Al menos cuando coge el bajo realmente 'le hace hablar'. En su actuación hicieron prácticamente la mayor parte del repertorio del disco que han grabado los tres juntos. No faltaron los temas Thunder, Hillbillies on A Quiet Afternoon o Grits. Ante la insistencia del público salieron para interpretar School Days.

También cada uno de uno de estos grandes artistas hizo sus solos en una noche muy especial para ellos puesto que acaban la gira que les ha mantenido unidos durante varios meses. Víctor Wooten demostró su virtuosismo en el tema Mongoose Walk, mientras que Marcus Miller lo hacía con el tema Tutu y Stanley Clarke, cogía el contrabajo, e interpretaba Milano. Sin duda, excepcional el sonido en directo ofrecido por los tres genios.

El sueño de reunirlos a los tres se hizo realidad cuando en Octubre de 2007 a Stanley le otorgaron el Lifetime Achievement Award de la revista Bass Player y estaban presentes Marcus y Víctor. Stanley los convocó al escenario para tocar School Days. Lo visto y oído en el escenario dejó patitieso a todos los presentes, cumplió un viejo deseo de los tres, participar en algo conjunto, y marcó el camino que desembocaría en Thunder.

Stanley Clarke es el inventor del sonido del bajo moderno desde su trabajo en Return To Forever, Marcus Miller tiene en su haber nada mas que ser el responsable de la reinvención del sonido futuro del jazz que le encargó Miles Davis en su última etapa musical y Víctor Wooten es un prodigio de las cuatro cuerdas reconocido por su tarea con los Flecktones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios