"No soy como las hermanas Cruz"

Esta joven sevillana, fotogénica al máximo, arrasa en la televisión y ahora también en el teatro. Aunque en tiempos pasados pudimos verla en programas infantiles como presentadora, goza en estos tiempos de la popularidad con su papel de telefonista en Camera Café. Ana prefiere que no se le etiquete como la chica guapa de la serie, "bueno no es exactamente así como nos ven ellos" explica entre risas refiriéndose al rol que desempeña en esta serie de éxito que arriesgó en 2007 por un formato novedoso, un único escenario en el que las historietas y perfiles de los personajes cobran protagonismo. A finales de junio empezará a rodar la quinta temporada de la serie pero a lo largo de este año ha aparecido en varias cadenas de televisión en series como Impares, Generación DF, Arrayán y La familia Mata.

-Después de trabajar seis años en programas infantiles como Zona Disney, Zona 7 y La Banda del Sur, ¿tenía ganas de cambiar de registro?

-Pues tenía ganas de cambiar de público, aunque me encantan los niños, de hecho estudiaba Educación Infantil mientras trabajaba en los programas para niños, y luego aparte de la televisión fui tirando por el teatro.

-¿Entonces usted no es de las que tenía claro desde un principio que quería dedicarse a la interpretación?

-Sí siempre lo tuve claro, pero empecé Derecho, y lo dejé, y fue cuando inicié los estudios en Educación Infantil y ya compaginaba el trabajo de la tele con mis estudios. Fue al venirme a Madrid cuando estudié cine.

-¿Y no se ha planteado nunca explotar su imagen?

-La verdad es que ni el mundo de la moda ni el de la imagen me llama mucho la atención , pero tampoco he tenido la oportunidad.

-Pero ha realizado varios reportajes fotográficos para revistas como Maxim, y entró dentro de las cinco chicas más guapas del panorama televisivo, según usuarios de varios foros, por poner un ejemplo de lo que se comenta en la red.

-Sí, pero no me veo explotando esa faceta, me gusta la interpretación y la verdad es que no me veo promocionando nada. No soy como las hermanas Cruz. (risas)

-Y ahora mismo tiene pendiente una sustitución en teatro, ¿no?

-Sí, voy a sustituir a Carmen Morales en la obra de teatro La importancia de llamarse Ernesto, es la adaptación de la obra de Oscar Wilde que ya se estrenó el año pasado en Madrid y lleva tres semanas en el teatro La Latina. Yo entraré aproximadamente sobre el día 20.

-¿Y que papel interpreta?

-Interpreto a Gwendoline, una niña bien que está obsesionada con casarse con un hombre que se llame Ernesto y que además sea un partidazo.

-¿Y también tiene entre manos un musical? ¿Tenía experiencia en este campo?

-Qué va, este ha sido mi primer trabajo en un musical, yo lo que más he hecho ha sido televisión, y aunque también he hecho teatro este ha sido mi primer musical, pero de momento Mortadelo y Filemón: El fantoche de la operta está parado. Empezamos el año pasado en septiembre y estuvimos hasta noviembre en Barcelona, y con esto de la crisis el proyecto se ha estancado, pero se prevé que en 2010 continuemos en Madrid.

-¿Mientras estaba con el musical también compaginaba el papel de Carla en La familia Mata y el de Sofía en Camera Café?

-Sí, era una locura, vivía entre Madrid y Barcelona y volaba varias veces a la semana, pero es así, cuando te gusta algo de verdad no te importa el sacrificio ni llevar un ritmo frenético, te dejas llevar por lo que amas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios