El lutier Antonio de Torres ya tiene el catálogo sobre su gran exposición

"Se nota que es una Torres y que era un artista de la construcción de guitarras". Con estas palabras resume el concertista Wulfin Lieske, habitual intérprete de 'La Leona', una de las guitarras más conocidas del violero almeriense Antonio de Torres, sus sensaciones al hacer sonar la pieza reconstruida fechada entre 1865 y 1866.

"Hay dudas entre los expertos porque la caligrafía de la etiqueta firmada por Torres no está clara en la última cifra", explica su propietario, el almeriense Paco Ogea. Esta pieza, numerada por José Luis Romanillos, el principal estudioso del lutier de La Cañada, como FE22, se exhibirá en un Museo de la Guitarra que despedirá este fin de semana la exposición que durante seis meses ha capitalizado la programación especial realizada por el Área de Cultura, Educación y Tradiciones del Ayuntamiento de Almería, con motivo del bicentenario del nacimiento del creador de la guitarra como la conocemos en nuestros días.

Concluyen los actos del Bicentenario de Antonio de Torres con un gran éxito

El proceso de restauración ha corrido a cargo del lutier Jaume Bosser. La laboriosa tarea necesitó cientos de horas de trabajo meticuloso y respetuoso, como reflejan cientos de fotografías de las que una parte de ellas se expone en la primera planta del Museo de la Guitarra.

Hoy viernes, 12 de enero, a las 20:30 horas, tendrá lugar en el salón de actos del Museo de la Guitarra, con entrada gratuita, la presentación del catálogo de sesenta páginas de la exposición Torres: la guitarra universal, que dará testimonio de una muestra que se dividió en tres bloques: 'Torres antes de Torres', 'Exposición creativa en Sevilla' y 'Luces y Sombras del Otoño'.

Se compone de diez guitarras de Torres, cedidas de distintos puntos de España y una de ellas de Francia, y otras cuatro de autores muy vinculados a sus inicios y su desarrollo posterior, como Manuel Gutiérrez y José Pernas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios