El marido de Amy sale de la cárcel para desintoxicarse

Blake Fielder-Civil, de 26 años, esposo de la peculiar cantante Amy Winehouse, abandonó ayer la cárcel, pero para ingresar de inmediato en una clínica de desintoxicación, en la que fue ingresado. Amy, de 25 años, (en la foto, ayer) lo visitará dentro de una semana. Blake, condenado a 27 meses por una agresión, estará controlado por un tobillera electrónica y no podrá salir de la clínica después de las siete de la tarde, ya que esta desintoxicación es una de las condiciones de su puesta en libertad anticipada. Está previsto que permanezca internado durante varios meses. El esposo de Winehouse está convencido de que ahora podrá superar la adicción a las drogas. "Yo mismo saldré de aquí. Recuperaré mi vida", aseguró a los periodistas. El músico dice además que su estancia en la cárcel "fue absolutamente terrible".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios