Festival de Teatro de El Ejido

Las ruedas de una bicileta o una tabla de planchar para construir un juego

  • La tarde del domigo destacó por la presencia de Guixot 8 en el Parque Municipal de El Ejido

Unos hierros, las ruedas de una bicicleta o una cama pueden servir para crear juegos de ingenio. Guixot de 8 llegó al Parque Municipal para traer su Garabato de Juegos con varias ideas que intentaban que la perspicacia y agudeza de los ejidenses fuera más allá.

Desde que se instalaron los aparatos, los niños y mayores comenzaron su proceso de descubrimiento. Lo primero era saber cómo funcionaba aquello. Un total de 37 juegos se posaban sobre el césped del Parque para que la imaginación comenzara a rodar.

Los responsables de explicar cómo funcionaban los aparatos en la tarde de ayer fueron Raúl Ortiz y Judith Monleón. “Guixot 8 lo componemos diez personas. Tenemos cuatro colecciones y así podemos estar en cuatro sitios a la vez”, explica Ortiz.

El material de los juguetes está hecho con material reciclable. “Lo hacemos con lo que cogemos de un punto verde que está a 200 metros del taller”, asegura Ortiz.

Según el responsable, cada uno realiza el juego como desea: “Nosotros les explicamos como funcionan, pero pueden jugar como ellos quieran”.

Los hierros son seleccionados y ensamblados por Joan Rovira, el creador de este Garabato de juegos. “Se puede ver la imagen de distintos artistas como Van Gogh y Gaudí, entre otros”, señala Ortiz.

Los juegos pueden crearse a partir de dos premisas: dependiendo del material o gracias a una idea. Por el Parque Municipal pasaron muchos curiosos que quisieron comprobar en qué consistía los distintos aparatos y demostraron que con unos hierros y mucha imaginación se puede disfrutar de un juego creativo. Las distintas formas de hierro evocaban las atracciones de cualquier parque temático.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios