Rosa Díaz. Actriz

"La obra surge de unos textos que escribí tras morir mi padre"

  • La actriz Rosa Díaz llega a la muestra con la representación 'La casa del abuelo'. La obra se puede ver hoy en la Sala B del Auditorio Municipal a las 18:00 y 20:00 horas

Rosa Díaz llega hoy a la muestra de teatro ejidense con una obra escrita desde las entrañas, desde lo más profundo de su corazón. Así, la actriz explica para Diario de Almería las claves de La Casa del abuelo a cargo de la compañía La Rous. El espectáculo se podrá ver en la Sala B del Auditorio a las 18:00 y 20:00.

-¿Cómo surge la idea de la obra?

-El espectáculo de La casa del abuelo nace de unos textos que escribí tras la muerte de mi padre. Traté de comenzar a construir el espectáculo hace unos años pero paré el proyecto para dejar pasar un poco el tiempo. Estuve dirigiendo varios espectáculos durante tres años y en ese tiempo pude hacer un guión bastante más adaptado a lo que yo quería.

-¿Qué es lo que se puede ver?

-Una historia real que parte de la muerte de un abuelo (en este caso mi padre). Está contada a través de los ojos de una niña, la nieta, que no termina de entender dónde ha ido el abuelo, por qué no está.

-¿Por qué recibe ese título?

-Se muestra el lugar donde queda el protagonista cuando se marcha, o por lo menos donde se imagina la niña que puede estar después de muerto.

-¿Qué género es el que predominaría?

-Es un trabajo de actriz y objetos donde se mezcla la risa y el llanto.

-¿Qué es lo que le gusta de este espectáculo?

-La simplicidad de los elementos con la complejidad que conlleva el manipularlos

-¿Es complicado llenar el escenario con sólo una actriz?

-Yo creo que es complicado llenar cualquier escenario si una no se cree lo que está haciendo. En el momento en el que alguien actúa con emoción, ilusión y ganas, el escenario se llena contigo de todo eso que tú quieres contar y por tanto, hacer llegar. No concibo la interpretación de otra manera, sea el género que sea.

-¿Qué tipo de reacciones suele tener el público?

-Hemos tenido todo tipo de reacciones. La gente mayor se emociona y llora, quizá porque en la obra hay muchos referentes comunes que nos unen a todos, los recuerdos son en casi todas las personas, bastante parecidos. En cambio en la mirada de los niños, digamos de un público mas inocente y mas tierno, lo que queda es lo divertido, los juegos de la niña, su manera de hablar, de jugar, de no entender. El público está entre la risa y el llanto, pero eso para mi es emocionante.

-¿Qué acogida está teniendo la representación?

-Muy buena. Desde el estreno el espectáculo ha ido creciendo y yo con él. Estoy mucho más tranquila y voy encontrando cosas también a través de lo que da el público. Sorprendentemente es un trabajo para el que no se puede poner edad recomendada, todas las edades entienden el tema desde uno u otro lugar. Hemos tenido ancianos, estudiantes de 16 a 20 años , niños de 2 a 4 años, público familiar... siempre se quedan con algo.

-¿Qué diferencias hay entre el público infantil y el adulto?

-El público infantil te hace saber en todo momento como se encuentra , si le interesa o no lo que ve, el adulto oculta normalmente sus sentimientos , le cuesta mas mostrarse de una manera abierta y reaccionar a lo que ve.

-¿Qué emociones aparecen?

-Creo que hablar de los recuerdos siempre nos remueve muchas cosas. En este caso, se habla de cosas que nos dejaron los que ya no están, de ausencias de seres que una quiso. Evidentemente cada uno, al observar este trabajo, se traslada a sus propios seres queridos, y eso toca el corazón trayéndonos imágenes escondidas en nuestro interior.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios