"Mi talón de Aquiles es la soledad"

Su piel es blanca, su pelo, ahora rubio platino, y su sonrisa franca. Soraya Arnelas Rubiales, Soraya a secas para sus fans, ha sobrevivido a una edición de "Operación Triunfo", la cuarta, poco fructífera en estrellas, y a tres álbumes que, cada uno en su momento, supusieron respectivos éxitos de ventas en el mercado. Así, Corazón de fuego, Ochenta´s y Dolce vita dan paso a Sin miedo, nueva apuesta con la que, de momento, recorrerá 17 teatros de nuestro país desde los que, quién sabe, es posible traspase fronteras hacia otros destinos más internacionales. No obstante, ella no olvida sus orígenes, la localidad cacereña de Valencia de Alcántara, ni una profesión, la de azafata, que le permitió desarrollar el dominio de idiomas como el inglés, el francés y el portugués. En esta vida, al final, todo aprendizaje termina siendo válido.

-Parece que ha encontrado su estilo musical definitivo, ¿verdad? ¿Es el dance el terreno donde más cómoda se siente?

-Sí. No sería lógico presentar ahora un trabajo de baladas. Éste es mi lugar y lo que tengo que hacer es seguir perfeccionándome por aquí. Me siento cómoda y, aunque podría cantar soul o pop, creo que debo mantenerme en esta línea.

-Además, en España no hay nadie que tome su relevo…

-Bueno, Marta Sánchez y Alaska han llevado la música electrónica al día pero ha quedado un puesto vacante que quisiera ocupar yo.

-Después de OT, ¿ha seguido la formación artística?

-No. Y no quiero tampoco. He tomado clases de técnica vocal pero no de canto. No lo veo necesario porque te modifica la esencia. Además, son bastantes compañeros los que comparten la misma opinión...

-Soraya es una mujer, al menos en apariencia, con mucho carácter… ¿Cuál es su talón de Aquiles?

-Profesionalmente, aún necesito aprender muchas cosas aunque, cuando me subo al escenario, descargo, río, lloro… Ahí se me quita todo. Después, a nivel personal, la soledad, no poder compartir las cosas bonitas que me pasan con la gente que quiero y ser demasiado perfeccionista. Ten en cuenta que soy Virgo… Insegura por naturaleza. Nos disfrazamos de personas fuertes.

-Pero, ¿asume las críticas?

-¡Me encantan! Prefiero que me digan lo malo a lo bueno porque esto ya lo sé. Quienes no me quieren irán a destruirme pero yo lo encaro lo mejor posible.

-Hablaba hace un instante del cariño… ¿Tiene, como pareja, quien se lo dé en estos momentos?

-Sí. No le conocéis ni es de este país y no es Álex. Él se fue de mi lado, aunque la prensa no lo reflejó, en noviembre del año pasado. Mi chico no es alto, ni rubio, ni tiene los ojos azules.

-¿Qué tal es usted como compañera en una relación?

-Difícil. Soy hija única y estoy acostumbrada a mis propias reglas y mi manera de vivir, con lo que me cuesta compartir las cosas cotidianas. Sin embargo, luego, a la vez, también soy mimosa y muy afectiva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios