"Si la vida me guardaba este destino, es por algo"

Diseñados por Pilar Vera, los modelos que ayer lució Miss España 2008 demostraron que esta chica tiene muchas cartas a su favor cara al certamen de Miss Mundo que tendrá lugar en Kiev (Ucrania) a principios de octubre. Antes, un mes de concentración y muchos compromisos que cumplir constituyen el presente de una tinerfeña procedente de la localidad de Granadilla de Abona a cuya puerta, un buen día, llamó la moda. De esta forma, cambió las pistas de voleibol por las pasarelas y los vestuarios de los gimnasios por los camerinos de los platós de televisión aunque ella, sin embargo, sigue siendo la misma. Sencilla, asequible y muy natural, descubrimos el perfil más personal de Patricia Rodríguez.

-Muchos cambios en muy poco tiempo… ¿Cómo los ha asimilado?

-La verdad es que muy bien. He conocido a mucha gente y he visitado muchos países desde que me instalé en Madrid. Con mi familia (vivía con su madre y con su hermano, de 12 años), hablo por teléfono cada día. Ellos me dicen que tenga los ojitos abiertos y que siempre van a estar ahí.

-Porque novio no tenía, ¿verdad?

-No. Estoy buscando pero no encuentro nada. ¡A ver si se animan cuando me vean vestida de flamenca!

-¿Alguna predilección especial? ¿Le gusta un tipo de hombre concreto?

-No tengo prototipos. Lo importante para mí no es la fachada, sino la simpatía.

-Pero usted sí será presumida, ¿no?

-Antes no lo era pero, desde marzo pasado que soy Miss España, sí, un poquito más.

-¿En qué le ha afectado conseguir este título?

-He madurado mucho. Fui coronada con 17 años y, cumplí los dieciocho desfilando. Fue una experiencia inolvidable.

-Ahora toca Miss Mundo... ¿Se está preparando de alguna manera especial?

-Sí. Mental y físicamente. En relación al cuerpo me he dejado un poquito porque siempre he hecho deporte y pensé que no me hacía falta cuidarme. Eso sí, sin obsesiones porque no sería bueno.

-¿Qué sensaciones tiene ante esa cita? ¿Nervios, emoción, miedo?

-Más nervios que miedo. Piensa que vamos a ser más de cien chicas...

-Llegó a todo esto casi por casualidad. ¿Cambia mucho el show business desde fuera a una vez que uno forma parte de él?

-Bueno, a mí no me gustaba pero confieso que, una vez experimentado, me encanta. No todo es bonito pero yo soy muy positiva. Intento quitar lo negativo y aprovechar lo bueno. Si la vida me guardaba este destino, es por algo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios