Ni Flores

Pablo Martínez -Salanova Peralta

Lágrimas

Argentina, Francia, Inglaterra, España... todas han faltado en algún Mundial

Hablemos claro. Si no te dio lastimica ver llorar a Buffon tras no conseguir la clasificación con Italia para el Mundial, estás muerto por dentro. Sigue llamándome mucho la atención cuando un futbolista se derrumba tras perder una final y rompe a llorar allí mismo como el crío que es. En ese momento no cuentan los millones, ni los cochazos, ni los anuncios de televisión. Supongo que en unos días, sobre la cubierta de un yate en Ibiza, la cosa se va sobrellevando mejor, pero tras el pitido final del árbitro, esas lágrimas son reales. Y no es para menos. Primero, por ellos mismos. Buffon no va a poder rematar su paso histórico por el combinado nacional de su país y se queda sin la posibilidad de disputar seis mundiales consecutivos, algo que nadie ha conseguido. Y segundo, porque defender la camiseta de un país te da una presión añadida, la de la afición, a la que el veterano portero pedía perdón por haber defraudado de forma superlativa tras no entrar en un campeonato mundial sesenta años después.

"Un Mundial sin Italia es menos Mundial". Ésa ha sido la cantinela tras la eliminación de la azzurra. Y puede que sea verdad, porque la grandeza de la cita mundial la adquiere de la propia grandeza de sus contendientes. Y una tetracampeona debería estar.

Pero bueno, la vida sigue. A los jugadores ya se les pasará mirando su cuenta corriente y el país también lo asumirá. Argentina, Francia, Inglaterra, España... Todas han faltado en alguna ocasión y nadie se ha muerto. Y aquí no hay injusticia ninguna. Italia se ha quedado por el camino por deméritos propios y otro se ha ganado merecidamente su plaza.

Además, el Mundial de fútbol que yo viví más intensamente fue el del 94, año en el que nuestros muchachos cayeron vilmente eliminados a manos de los mismos italianos que ahora nos dan tanta pena. El recuerdo imborrable de las lágrimas de Luis Enrique con la nariz ensangrentada hace que el trago de Italia ahora me dé un poquito menos de pena. Ninguna, más bien.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios