Sobre la bocina

Jesús Mª Noguera

Su imagen

Un gol que es belleza en su esencia, pero que también es un triunfo a la perseverancia

Supongo que fue simplemente casualidad, pero no tenía la mirada en la televisión cuando Cristiano paró el tiempo anteayer. La magnitud del momento fue tal que sin levantar la cabeza sabía que se había vivido un momento especial, de los que perduran en la memoria. La sola reacción de mis amigos invitaba a ello. Cuando lo vi…imposible no tenerlo claro. En cierto modo, por qué no decirlo me alegré por él, consiguió la postal con la que soñó siempre. Seguramente el mejor gol de su carrera, su gol. Acostumbrado a reescribir la historia, había mucha cantidad, también calidad, pero quizá no fantasía. O de ese calibre. Le faltaba esa imagen de reconocimiento unánime, la que revolviese el estómago a creyentes y ateos al cristianismo. La tiene y de qué manera. En un escenario gigantesco, en la Champions (su competición fetiche) y ante uno de los mejores arqueros de siempre. Un segundo que encumbra otro pasito más una carrera legendaria, por ridículo que parezca. Los grandes tenían esa imagen estremecedora, que trasciende. Que impulsa la literatura y que toca la fibra. La de Messi ante el Getafe, la de Maradona frente a Inglaterra, la de Zidane en Glasgow…ahora la de Cristiano en Turín. Un gol que es belleza en su más pura esencia, pero que también es un triunfo a la perseverancia. Lo que supone una metáfora en sí de la vida del portugués. Que de tanto intentarlo derribó muros, con menos condiciones que otros, pero más agallas y convencimiento. Decenas de veces probó fortuna y pateó el aire, provocando la sorna de los mismos cientos que anteanoche le hacían reverencias. Como persona podrá caer mejor o peor, siempre bailando en esa delgada línea que separa una tremenda confianza en sí mismo de la soberbia, pero como futbolista es algo más. Un ejemplo de vida, un espejo que divulga un mensaje esperanzador. Que sí se cree, se puede. Él ya la tiene, la imagen de su vida, segundos que valen años de esfuerzo. Su imagen.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios