Ni Flores

PABLO MARTínez- salanova peralta

La luz del túnel

Se me cae una lágrima solo de fantasear con un viaje en tren a Madrid en apenas tres horas y media. Vamos, que hasta estaría la cosa ajustada para que te pongan Ben Hur en las vacaciones de Semana Santa. Pero si es por llorar no va a ser por la alegría de que la alta velocidad llegue a Almería, sino porque ya vemos hasta con buenos ojos que se adelanten los tiempos y con suerte, mucha suerte, estemos hablando de 2022. Pero bueno, esa es la pequeña licencia que se ha permitido el señor ministro, cuando todo el mundo sabe que hasta un año después, nada de nada. Lo peor es que ya se habla abiertamente de 2023 como algo normal. Normalidad que da el que apenas (¿apenas?) queden cinco años para que esto ocurra. Pero si tenemos en cuenta que llevamos esperando más de veinte años, pues sí, parece que estamos viendo la luz al final de los túneles.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios