sobre la bocina

JESÚS Mª NOGUERA

El ocaso

Fracasa el PSG y lo hace Unai Emery, aunque nos pese a los almerienses

Tenemos en nosotros y en nuestro alrededor un componente altamente desilusionante. Así de primera suena raro, lo sé, pero me explico. Cada uno tenemos nuestras fechas marcadas en rojo, las que deseamos que lleguen. Pues bien, la experiencia me dice que en muchas ocasiones se alberga más ilusión en los compases previos que en el verdadero día. Quizá le damos una dimensión tan superior al escenario, que nunca podría colmar nuestras expectativas. Me pasó un poco con la eliminatoria del Real Madrid y el PSG. Esa sobreinformación constante, es casi imposible evadirte de ella aunque intentes refugiarte en tus medios de cabecera, provoca que el partido transcurra en casi un espasmo. No es quedarte frío, pero sí saberte a poco. Y no creo que esa sensación sea positiva, aunque tampoco lo contrario. Anécdotas al margen, gusta y toca hablar de fútbol. Decepcionaron los galos, de los que se presumía una versión superior. Les veía en el contexto para pegar ese salto deseado, pero resultaron ser tremendamente inferiores. Incluso, si establecemos la comparativa diría que más que contra el Barça, donde solo una hecatombe histórica les birló el billete. No arriesgó Neymar, al que el gen brasileño le pide no arriesgar el Mundial, pero en su ausencia pocos emergieron. Los que aventuraban que son menos equipo sin el carioca tuvieron la demostración. Sí, serán más compactos, pero nunca tendrán esa filigrana que gana partidos. Fracasa el PSG y lo hace Emery, aunque nos pese. Tuvo el mejor equipo en sus manos que nunca imaginó, y por ello nos congratulamos, pero parece que le quedan meses en el Parque de los Príncipes. ¿Que no supo sacarle toda la punta al equipo que tenía? Puede, pero tampoco la culpa es exclusiva. El PSG quiere la Champions como sea y parece que el primer movimiento será en el banquillo. El ex del Almería tuvo su oportunidad, pero el tren se escapó. Acabe como acabe, un gusto verlo en un banquillo así.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios