Cartas Británicas

raúl piñeiro

Los padres modélicos

Son los que sacrifican tres tardes para hacer de taxistas y llevar a sus hijos al campo

Si son habituales a esta columna, sabrán del interés del que suscribe por el fútbol base, no por formar parte de él, sino por considerar que desde pequeño crece el árbol; no tanto por formar a futbolistas que lleguen a la élite, sino que se diviertan practicando deporte a la vez que aprenden valores. Y en todo esto tienen un papel fundamental los padres. Si son habituales a esta columna, habrán leído algún que otro artículo sobre esos padres que se creen los protagonistas en partidos de fútbol canterano. Además de faltar el respeto al árbitro y a los entrenadores, dan órdenes a sus hijos, incluso les riñen (¡y los hay a montones!) porque quieren que los chicos jueguen en un futuro en la LFP, disminuyendo así el sueño frustrado que tienen ellos.

Sin embargo, no recuerdo haber escrito de otros padres, que también existen y en bastante cantidad. También se merecen su momento de gloria, más que nadie. Son los padres modélicos. Tienen que sacrificar dos o tres tardes en semana para hacer de taxistas y llevar a su vástago al campo. Allí mantienen una actitud envidiable y educada, sin entrometerse en las decisiones del entrenador, aunque preocupados cuando el pequeño tiene algún problema personal y hay que comunicárselo al técnico para trabajar de una manera conjunta y solventar las dificultades. Hay que aplaudir cuando llega el invierno y las condiciones climáticas invitan a quedarse en casa, sacrificándose por el corazón que más quieren. En el verano la playa llama, pero ellos se han comprometido con un colectivo. Los fines de semana, días que seguramente no trabajen, más de lo mismo. E imagínense el que multiplique estos entrenamientos y partidos por dos, ya que tienen dos pequeños disfrutando con la redonda. Ellos también existen. Son los padres modélicos, muchas veces olvidados por los que generan más ruido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios