Rincón almeriense

pablo laynez

Un ratico con Crusat

Recuerdas los futbolistas que han pasado por aquí y no entiendes este ocaso

Hace ilusión reencontrarse con futbolistas que llevaron a lo más alto a la Unión Deportiva Almería y que han sido amables en el pase corto cuando les ponía la grabadora. Uno de ellos fue Albert Crusat, un futbolista con tanto carácter como velocidad sobre el césped, pero que nunca rehusaba pararse en el postpartido para hablar de él. Ganara o perdiera. De hecho, no tardó ni treinta segundos en responderme al mensaje que le envié para hacer la entrevista. Viernes 30 de marzo, 21:17:56. "Albert muy buenas, soy Pablo Laynez de Diario de Almería. Me alegro de volver a saludarte varios años después, ¡¡cómo echamos de menos vuestras temporadas!! ¿Podemos hacer cuando te venga bien una entrevistilla?" Viernes 30 de marzo, 21:18:13. "¡Hola Pablo! Claro, sin problema". El resto de la conversación ya no lo voy a copiar, porque necesitaría la página entera para que me cupiera, pero recuerden el gol que más les gustó del catalán y ése fue uno de los que le comenté. Se acordaba de pocos, la verdad. Albert me confesó que disfrutaba mucho del fútbol en Almería, pero es uno de esos futbolistas que vivía con tanta pasión los partidos, que al terminar liberaba la presión con lágrimas. Quizás ése es el secreto que lo hizo triunfar en el fútbol profesional. Posiblemente sea la causa también de que aquel grupo de jugadores llevara a la Unión Deportiva Almería a cuotas con las que todos soñábamos, pero en la que nadie creía. Por haber sido capaz de formar un vestuario así desde la humildad, uno no entiende cómo el club se ha metido en el actual callejón sin salida, en el que tira su prestigio a puñados. Consiga la salvación o no, el Almería debe de renovar algunas de sus vetustas estructuras para que futbolistas como el propio Albert, José Ortiz, Domingo Cisma, Barbero, Esteban Navarro, vuelvan a ser compañeros de Corona y Soriano. Por supuesto, con Francisco en el banquillo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios