LA Correspondencia

RAÚL PIÑEIRO

Un rayo de esperanza

Londres, 5 de abril de 2018. Estimado Navarro, el alta médica de Tino Costa viene a ser el oasis en el desierto en el que se ha convertido la UDA, donde se acumulan los infortunios, ya sea en forma de derrota, de sanción o de lesiones, que abundan. El argentino, fichaje de relumbrón pese a su poca actividad en los dos últimos años, ya fue clave en el tramo victorioso que tuvo Ramis. Su indudable calidad y su experiencia tienen que ser fundamentales para este Almería tan escaso de recursos que habrá de sudar sangre, sudor y lágrimas para alcanzar los 50 puntos de la permanencia. Si te soy sincero, no daba un duro por volver a ver de rojiblanco a Tino, ya que a Nanni en su día solo lo vimos 12 partidos hasta su lesión. Por eso me alegra su regreso y su vuelta me da un rayo de esperanza pese a la oscuridad que aún rodea al Almería y su futuro, que sigo viendo muy negro... PD: El club debería hacer un mejor trabajo a la hora de movilizar a la afición en los desplazamientos. Cada partido es una finalísima.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios