La cepa del palo

césar vargas

Ni con tecnología

En la acción polémica entre Lucas Vázquez y Benatia creo que no se puede hablar de robo

Soy partidario y defensor de la implantación de tecnología en el fútbol. No se puede concebir que, en pleno 2018, continúen subiendo al marcador goles en fuera de juego, se sigan cometiendo con impunidad agresiones a espaldas del colegiado o haya balones que sobrepasen varios centímetros la línea de gol y no sean considerados como tantos. Sin embargo, lo acontecido durante el Real Madrid-Juventus me hizo pensar. Como soy enemigo acérrimo de los debates populistas e interesados, intentaré quitarme rápidamente de encima la sucesión de hechos para ir al grano: cuando vi en directo la acción entre Lucas Vázquez y Benatia, me pareció penalti. Tras contemplar alrededor de novecientas repeticiones, he de decir que en algunas me parece una acción más punible que en otras. En cualquier caso, mantengo que es pena máxima, aunque, en caso de no haberse señalado, no me resultaría ningún escándalo. Por supuesto, creo que no se puede hablar de robo. Es absurdo. Como todo lo que se genera en cada post partido de Madrid o Barça. Entonces, me dio por reflexionar. ¿Se imaginan ustedes que hubiese habido VAR en esa decisión del colegiado? Si, tras haber visto decenas de veces la acción, la opinión pública sigue dividida, ¿qué habría sido de ese pobre hombre si hubiera tenido la posibilidad de ver el empujón de Benatia repetido y tener que decidir en base a eso? Es sencillo. Sin VAR, el árbitro tiene el beneficio de fallar por ser malo, simplemente. Con él, pasaría a errar a propósito, porque escondería tras de sí algún terrible interés, lo cual sería un escándalo mayúsculo que alimentaría debates interminables.

Ambos puntos de vista son erróneos, lógicamente, ya que cualquiera puede equivocarse, con o sin ayudas. La tecnología es necesaria en el fútbol, sí, pero jamás evitará la polémica porque seguirán siendo mayoría aquellos aficionados que analizan las jugadas en función del color de la camiseta de sus protagonistas. Y, ante esos, no hay avances que valgan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios