BERJA

La Junta reactiva la construcción del tramo oeste de la variante sur

  • Jiménez informa al alcalde del calendario de obras, que finalizarán en el verano de 2018

Jiménez ha visitado los trabajos. Jiménez ha visitado los trabajos.

Jiménez ha visitado los trabajos. / d. a.

La Consejería de Fomento y Vivienda va a reiniciar los trabajos de construcción del tramo oeste de la variante sur de Berja, que discurre entre las carreteras A-1175, de Berja a Turón ,y la A-347, hacia Alcolea, tal como le ha trasladado el delegado territorial de Fomento en Almería, Joaquín Jiménez, al alcalde de Berja, Antonio Torres, a quien ha explicado que la Junta de Andalucía "está retomando las obras de aquellas actuaciones que se encontraban en un alto nivel de ejecución en el momento de la paralización y de la crisis, y que tienen un interés social y económico para determinadas comarcas", como es el caso.

La variante sur de Berja da salida por la costa del poniente al tráfico procedente de la Alpujarra almeriense que circula por la A-347, "en condiciones de seguridad vial y sin necesidad de atravesar el municipio de Berja, lo que conlleva una mejora de la calidad de vida y la seguridad para los ciudadanos del municipio", ha indicado Jiménez.

El trazado que ahora se retoma, cuya inversión asciende a cinco millones de euros y se encuentra a un 77% de ejecución, comienza en la glorieta de conexión de la carretera A-1175 y da continuidad a la variante norte de Berja. Sigue hacia el sur hasta una segunda glorieta donde conecta con la AL-5300, a San Roque, y a partir de ese punto atraviesa la rambla de Benejí y del Boquerón hasta conectar con la A-347 mediante una tercera glorieta. En la rambla de Benejí se ha construido una estructura o viaducto de tres vanos, con vigas en doble T prefabricadas.

La actuación, cofinanciada con Fondos FEDER y que discurre a lo largo de 3,1 kilómetros por el oeste del municipio, forma parte de la variante sur, que continúa hacia la intersección con la A-358 de Berja a Dalías.

Jiménez ha explicado que "la orden de inicio se dará en las próximas semanas y los trabajos se centrarán en la reposición de los servicios afectados, principalmente la modificación de las líneas eléctricas".

La carretera tiene un ancho convencional de 11 metros, con un carril de 3,5 metros para cada sentido y arcenes de 1,5 metros, "lo que le otorgan condiciones de comodidad y seguridad en la conducción adecuadas a su nivel de servicio", ha afirmado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios