San José se defiende y sale indemne del asalto de los piratas berberiscos

  • El VIII Desembarco reunió ayer a 5.000 personas

  • La "paridora de todo esto", Marga Estebaranz, ayer ausente, fue recordada

  • Los figurantes fueron despedidos con aplausos tras 30 minutos muy imaginativos

La batalla entre el Ejército y los piratas berberiscos resultó incruenta, pero estuvo cargada de plasticidad. La batalla entre el Ejército y los piratas berberiscos resultó incruenta, pero estuvo cargada de plasticidad.

La batalla entre el Ejército y los piratas berberiscos resultó incruenta, pero estuvo cargada de plasticidad. / reportaje grafico: Rafa Gonzalez

San José, núcleo costero nijareño, entró en la tarde de ayer en el túnel del tiempo. Activó su particular moviola y viajó durante varias horas de forma figurada. En una retrospectiva que se repite desde 2010, hizo presente su propio pasado con el poder de interpretación de 250 figurantes, vecinos voluntarios, que recrearon el desembarco pirata que, según las crónicas, sufrió esta villa en el siglo XVIII .

Por su lejania y poca vigilancia, los piratas y bereberes eligieron las costas de esta villa como el lugar idóneo para repostar agua y víveres. Pero en una de sus visitas fueron más allá y se propusieron saquear el pueblo. Se encontraron con la resistencia de los vecinos y de la Compañía de Milicia Urbana de Níjar que les plantaron cara y defendieron sus casas con coraje. El Rey Carlos II, para erradicar los asaltos y el desembarco de estas naves africanas que traían en vilo a la población, promulgó un reglamento de defensa de la costa con un a batería de torres de vigilancia que iba desde Cartagena hasta Málaga.

Este relato histórico ha servido de base documental y argumental a la Asociación Cultural Desembarco Pirata, constituida en 2013, para evocar aquella época, con una representación teatral que se repite desde 2010. Lo que empezó como " un juego de colegio y de unos vecinos para animar las fiestas", según Marga Estebaranz, presidenta de la asociación organizadora, ha pasado a ser todo un evento cultural y el acto central del programa de fiestas de esta villa costera.

Asi lo entendieron las más de 5.000 personas, según las estimaciones de los organizadores, que no quisieron perderse la oportunidad de vivir una tarde diferente y presenciaron con interés esta aventura figurada que cuenta con la colaboración del Área de Cultura del Ayuntamiento de Níjar y de la Diputación Provincial de Almería.

La obra, dada su repercusión popular, y al objeto de garantizar la seguridad,, cuenta con un plan de autoprotección y emergencia, que ha estado compuesto por voluntarios de la asociación, un puesto de manda avanzado de Protección Civil, patrullas de la Policía Local, varios vehículos desfibriladores y una ambulancia de soporte básico.

La escenificación es todo un ejemplo de compromiso y complicidad. Perfectamente ataviados con trajes de la época, es el resultado de 250 figurantes y voluntarios, en un 90% vecinos de San José pero también de otras barriadas nijareñas, que asumen los papeles de esta recreación y se convierten temporalmente en piratas, soldados, panaderos, picapedreros o herreros, entre otros muchos personajes , después de meses de ensayos.

En este esfuerzo compartido, participan también turistas de este enclave. Con el mismo compromiso que los locales, saltaron ayer a la arena de la Bahía a Bahía del Sollarete entre Genoveses y Cala Higuera , y defendieron su papel en esta recreación con la misma pasión que la resistencia que opusieron los habitantes de San José en la defensa de sus hogares hace tres siglos.

La representación forma parte del programa de fiestas de San José, villa que abrer el calendario festivo de la comarca de Níjar. Esta agenda se prolonga hasta el próximo mes de octubre cuando se festejan laos festejos programadoss por la barriada de Huebro, en honor a la Virgen del Rosario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios