Empieza la temporada de mosquitos en zonas cercanas a la Ribera de la Algaida

  • El Parador, Las Salinas, Los Parrales o El Pozuelo lo sufren pese a los intensos trabajos de fumigación

Imagen de archivo de las labores de fumigación contra los mosquitos en un paraje del municipio roquetero. Imagen de archivo de las labores de fumigación contra los mosquitos en un paraje del municipio roquetero.

Imagen de archivo de las labores de fumigación contra los mosquitos en un paraje del municipio roquetero. / diario de almería

Varias zonas del municipio de Roquetas de Mar se están viendo especialmente afectadas en estos días por los temidos mosquitos de las marismas, contra los que el Ayuntamiento lleva varias semanas luchando intensamente y obteniendo resultados que, aun siendo satisfactorios, no consiguen erradicar totalmente a las colonias de estos molestos insectos, que se reactivan cada vez que llegan los periodos de lluvias, cuando las charcas secas en las que están depositados sus huevos se inundan, eclosionando estos. Los principales puntos donde se están concentrando las molestias para los habitantes son las zonas cercanas a la Ribera de la Algaida, como El Parador, las Salinas, los Parrales o El Pozuelo, aunque los expertos consultados por este diario apuntan que no ha habido nivel suficiente de plaga para que entre en todo el pueblo, como ha sucedido en otras ocasiones.

Desde el área de Medio Ambiente del consistorio se defiende que los trabajos de fumigación "se realizan durante todo el año y en las últimas semanas, con las lluvias y el aumento de la temperatura, se han intensificado" y se considera que se está tratando de forma adecuada, aunque reconocen que será muy difícil eliminar totalmente el problema debido a las características propias del municipio, su orografía, los humedales que posee en distintos emplazamientos, como la Ribera de la Algaida o parte de Punta Entinas Sabinar, las ramblas y parajes naturales ubicados junto a los núcleos urbanos.

A juicio de un experto en el asunto, el presidente de la Asociación Serbal Almería, Emilio González, el Ayuntamiento lleva "varios años haciendo las cosas bien, aplicando los tratamientos de forma adecuada y en su momento, y coordinándose bien con la Junta y con nosotros mismos, que les venimos ayudando", si bien subraya como el quiz de la cuestión que "le faltan medios humanos" y, en definitiva, "una mayor inversión" para que la labor sea realmente eficaz. Según calcula, basado en su conocimiento pormenorizado de la situación, de la que Serbal ha reaizado distintos estudios e incluso un mapa con los humedales más 'conflictivos', tras las últimas lluvias "se han escapado(a la fumigación) aproximadamente un 30% de las larvas, que por tanto se han convertido en mosquitos". No obstante, González considera que "ha habido situaciones mucho peores en otros momentos" y recuerda que "el año pasado, en noviembre se esperaba una gran plaga y sin embargo se actuó eficazmente y con medios suficientes, y prácticamente nadie se enteró de los mosquitos".

Los técnicos municipales destinados a las fumigaciones han contado en algunas ocasiones con el apoyo de una empresa externa, si bien según el presidente de Serbal, eso no está ocurriendo en la actualidad. "Lo lógico sería formar a un equipo de operarios y que se dediquen a esto al menos 6 meses al año", asegura este experto, quien reclama "invertir en personal y medios suficientes pues estos sucesos van a ocurrir cada vez que llueva". A su juicio, "si esto se hace así, apuesto que el nivel de plaga irá descendiendo en los próximos años y se mantendrá en niveles soportables".

El área municipal de Medio Ambiente indica que los trabajos actuales seguirán de forma especialmente intensa "hasta que se eliminen las molestias". Así, recuerdan que "año a año estamos logrando que la proliferación que se produce al iniciarse el otoño y la primavera se vaya reduciendo, y continuaremos por ese camino".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios