El temporal da una tregua mientras los ríos bajan 'generosos'

  • La AEMET activó ayer la alerta naranja por fuertes vientos litorales y oleaje hasta el día de hoy

  • Las temperaturas caen y no superarán los dos dígitos

Un agricultor atraviesa con su tractor ayer el río Andarax a su paso por Alhama de Almería. Un agricultor atraviesa con su tractor ayer el río Andarax a su paso por Alhama de Almería.

Un agricultor atraviesa con su tractor ayer el río Andarax a su paso por Alhama de Almería. / d. a.

El mes de febrero y este recién estrenado mes de marzo están siendo de lo más generosos de los que se recuerdan en cuanto a precipitaciones de esta última década en la provincia de Almería. Así lo atestiguan ríos como el Andarax o el Nacimiento que estos últimos días fluyen con un gran caudal de agua, una estampa ya casi inusual pero que está siendo recibida con muy buenos ojos por los agricultores.

No lo es tanto para los pescadores que ayer tuvieron que amarrar anclas por la alerta naranja anunciada por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) debido a fenómenos costeros con vientos de componente oeste de fuerza 8 en el litoral almeriense desde las 18:00 horas de ayer y a lo largo de toda la jornada de hoy.

Una situación de inestabilidad que se ha mantenido a lo largo de estos últimos días también en forma de precipitaciones y que se normaliza a partir de mañana dejando un importante acumulado en pantanos como los de Benínar o el de Cuevas del Almanzora (léase el apoyo adjunto) que, pese a no ser grandes registros, suponen un balón de oxígeno para el abastecimiento humano y el regadío en las comarcas del Levante y el Poniente.

En lo que concierne a precipitaciones en municipios, según los datos que aporta el sistema Automático de Información Hidrológica de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el agua ha sido bastante generosa. Por ejemplo, los más beneficiados han sido los pueblos del Poniente, donde ayer hubo mayores precipitaciones como es el caso de Berja con 9,80 l/m2, los 21,70 de Felix, los 12,70 de El Ejido o los 18,60 de Aguadulce (Roquetas de Mar). En la capital ayer se registraron 7,8, en Ohanes 9,3 y en Fiñana 5,5 siendo testimoniales los datos de otros municipios que ya han despedido hasta nueva orden los días de lluvia porque el temporal ha pasado de largo y por el momento no se esperan más precipitaciones con intensidad en las próximas 48 horas.

En este sentido, la AEMET prevé para hoy cielos poco nubosos aumentando a intervalos nubosos.

No se descarta alguna precipitación débil y aislada en las zonas más occidentales a partir de la tarde, que sería de nieve por encima de los 1400 metros. Los vientos serán de componente oeste, fuertes y acompañados de rachas muy fuertes en el litoral y en zonas altas tendiendo a disminuir por la tarde.

En el caso de las temperaturas, serán sin cambios y mínimas en ligero descenso no superando los dos dígitos lo que volverá a llevar a muchos almerienses a sacar de los armarios los abrigos y la ropa de invierno.

En esta línea, Endesa ha anunciado que ha ampliado su Plan Especial de Contingencia, activado hace una semana, y ha desplegado un operativo humano de más de 500 personas que han tenido que actuar ante condiciones climatológicas adversas que han provocado la caída de 30 torres de Media Tensión, y 4 de Alta Tensión en toda Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios